07/06/2018

15 trucos para reforzar la relación con tu perro

Que los perros son grandes amigos de los humanos es una verdad universal.

Lo corroboran incluso los resultados de algunas investigaciones cuando concluyen que entre los perros y las personas se establece un vínculo parecido al de los padres con sus hijos pequeños.

Sabemos por experiencia que, cuando la relación está consolidada, es difícil imaginar la vida del uno sin el otro.

Pero, a veces, por falta de tiempo o cualquier otro motivo, uno puede sentir que el vínculo entre perro y humano se va enfriando.

Porque no todo consiste en alimentarlo, cuidar de su salud, dar los paseos diarios o dejarle que se acurruque a nuestro lado mientras nos sentamos en el sofá.

Si quieres reforzar la relación con tu perro, hay muchas más cosas que puedes hacer por ellos:

1. EDÚCALO EN POSITIVO

La educación de un perro es el pilar básico para lograr una buena sintonía con él.

Educa a tu perro en positivo, sin castigos, con cariño y recompensas, y tendrás a un animal seguro de sí mismo, integrado en el entorno y feliz.

Enséñale las pautas básicas, como “siéntate”, “levántate” o “quieto” y añade progresivamente otras órdenes que podáis realizar juntos.

Al educarlo, notará que te preocupas por él y se estrechará vuestro vínculo afectivo.

Un perro educado sabe comportarse y te liberará de tener que controlarlo en todo momento.

2. MANTÉN CONTACTO VISUAL

Seguro que has oído hablar de la oxitocina, también conocida como la hormona del amor.

Esta sustancia, no solo interviene en la relación entre humanos, sino también entre los animales.

Resulta que cuando miramos a nuestros peludos, aumentan sus niveles de oxitocina.

La oxitocina rebaja los sentimientos negativos, como la ansiedad o el estrés, y aumenta la confianza y la relajación.

Así que no escatimes tus miradas cómplices y cariñosas a tu peludo, pues con este gesto tan sencillo, reforzarás enormemente el vínculo que os une. 

3. CONOCE SU CARÁCTER

S deseas fortalecer los lazos que te unen a tu perro, debes conocer muy bien cuál es su temperamento, carácter y necesidades propias. Si son extrovertidos, disfrutarán de otros perros y humanos. Si son algo tímidos, tendremos que presentarle a sus posibles amigos poco a poco.

Trata de saber todo aquello que le disgusta y lo que le encanta, para evitarlo u ofrecérselo. Observa cuándo está con ganas de actividad y cuándo pide calma, para programar la actividad o el descanso.

4. RECONOCE SU LENGUAJE CORPORAL

Los perros son unos seres inteligentes, capaces de expresarnos con gestos y miradas todo lo que desean o necesitan.

Mediante su lenguaje corporal nos dicen si están tristes, contentos, estresados, o cuánto nos aman. A su manera, siempre se las apañan para hacernos saber lo que quieren.

La observación es esencial para captar el significado de cada gesto. Si estornuda, bosteza y se lame los labios, es posible que se sienta nervioso. Si nos muestra su barriga, nos estará diciendo que tiene una confianza plena en nosotros.

Nos bastará con estudiar el significado de sus gestos para que se sientan comprendidos y aumenten el afecto que nos profesan.

5. SALID DE EXCURSIÓN JUNTOS

Cuando planificas una excursión conjunta con tu perro, ya tienes muchos puntos positivos en el refuerzo de vuestro vínculo afectivo.

Porque pocas cosas hay que les guste más a los canes que retozar por la montaña, al lado de su amigo humano.

Para tu perro, corretear, olfatear y explorar nuevos paisajes y sonidos junto a ti, son experiencias que no va a olvidar, y seguro que tú tampoco.

6. ACARÍCIALO A CONCIENCIA

Algo que siempre tienes a mano, y nunca mejor dicho, es la oportunidad de acariciar a tu perro para reforzar vuestra relación.

Hazlo con consciencia, prestándole toda la atención que se merece y olvidándote en esos momentos del móvil, el televisor o las redes sociales.

Procura que tu perro sienta que estás por él. Antes de empezar a acariciarlo, llámalo por su nombre, míralo de vez en cuando y háblale en tono cariñoso.

7. HAZLE MASAJES RELAJANTES

Si tienes un perro al que le gustan los masajes, no lo prives de esos momentos de relax.

Empieza haciendo masajes suaves detrás de las orejas, cuello y espalda… poco a poco irás descubriendo lo que más le gusta y la presión que desea recibir.

Esta es otra de las múltiples formas de reforzar vuestra relación y tu peludo te lo agradecerá infinitamente.

8. DISFRUTAD DE UN DIVERTIDO PÍCNIC

Cuando hace buen tiempo, ¿qué mejor idea que preparar una excursión para comer o merendar sobre la hierba en el campo?

En cuanto asocie la palabra pícnic con salida al aire libre, lo verás moviendo la cola, loco de contento.

No olvides la cesta con el mantel, los bocadillos, las bebidas, la comida de tu perro y alguna que otra golosina.

Aprovecha este día para afianzar vuestra relación, juega con él y atiende sus peticiones.

Un buen día en buena compañía será todo lo que necesite tu perro para asociarlo con sentimientos gratos que le harán tenerte aún más afecto.

9. PROCÚRALE EJERCICIOS DE OLFATO

Proponerle algunos ejercicios de olfato a un perro afianzará vuestra relación, porque precisamente se trata de su sentido más desarrollado.

Como dominan la situación, los perros se sienten seguros y satisfechos ante el reto de buscar y encontrar los objetos que les hemos escondido.

Estos ejercicios admiten tantas variantes como imaginación tenga el humano que lo propone: en el interior del hogar, en el parque, en el campo; usando golosinas o trozos de comida que pondremos en cajas o escondrijos.

10. PRACTICAD ALGÚN DEPORTE

Una forma sana de fortalecer no sólo los músculos, sino también la relación con tu perro, es salir a correr juntos.

De esta forma, ambos saldréis beneficiados, ya que no es lo mismo correr en solitario que hacerlo con un compañero que nos motiva cuando flaqueamos.

Cuando tu perro se acostumbre a correr contigo por la montaña, la playa o el parque, será el primero en situarse en la parrilla de salida.

11. PRÉSTALE ATENCIÓN AL PASEAR

Aprovecha cada momento que pases junto a tu perro para estar de verdad con él.

El paseo diario puede convertirse en un tiempo precioso, sobre todo si aparcas tus problemas y distracciones para favorecer vuestro vínculo con miradas y palabras afectuosas.

Concéntrate en tu peludo, sincroniza tus pasos con los suyos y hazle saber con tus gestos y acciones que te encanta vivir junto a él estos ratos de esparcimiento.

12. LLÉVALO CONTIGO AL RESTAURANTE

Afortunadamente, cada vez hay más bares y restaurantes donde pasar gratos momentos en compañía de tu perro.

Es una estupenda ocasión para disfrutar de un buen desayuno, o comer distendidamente, acompañado del amigo fiel.

La estampa que ofrecen las personas sentadas a la mesa de los restaurantes con sus perros tumbados plácidamente a sus pies no tiene precio. 

Tu perro se sentirá aún más importante si en vez de quedarse solo en casa decides compartir con él esos lugares que tanto te gustan.

13. MANTÉN LA CALMA

Si quieres que tu perro confíe en ti y se sienta seguro con tu presencia, debes mantener la serenidad incluso en los casos en los que haga alguna trastada y estés a punto de perder los estribos.

Los perros son sumamente sensibles y captan rápidamente el estado de ánimo de las personas con las que conviven.

En vez de enfadarte con él y gritarle, respira hondo y trata de hacerle entender lo que está bien y lo que está mal.

14. VIAJA CON TU FIEL COMPAÑERO

¿Has pensado que viajar con tu perro puede fortalecer vuestro vínculo?

Si ya conoces la experiencia, sabrás que los beneficios son tantos que vale la pena llevarlo a tu lado, se trate de un trayecto corto, mediano o largo.

En el caso de que sea la primera vez, te adelantamos que tu peludo es un compañero de viajes excelente, siempre dispuesto a salir adonde tú decidas y a explorar nuevos territorios.

Así te evitas también el tener que añorarlo por haberlo dejado en un refugio o en casa de familiares o amigos.

15. DEJA QUE ESCOJA SUS JUGUETES

La emoción que siente un niño cuando entra en una juguetería es algo especial, un instante en el que la felicidad inunda su cara, mientras nos lanza una mirada cómplice, como diciendo: “quiero esto”.

Como, en el fondo, nuestros perros son como niños, ¿por qué privarles de estos momentos mágicos?

Llévalo contigo al establecimiento especializado en animales y deja que escoja el juguete que más le atraiga.

De alguna manera, tu perro se sentirá más apegado a ti, al asociar el nuevo juguete con una situación agradable que has creado.

¿Cómo reforzar el vínculo con nuestro perro?

Para recuperar o reforzar el vínculo con nuestro peludo, que tanta complicidad y seguridad nos proporciona, tenemos que ponernos manos a la obra, ser constantes y disponer del tiempo necesario.

Los perros se sienten seguros, queridos y felices con las palabras de afecto, pero sobre todo con los hechos.

Recuerda que ellos captan nuestro amor en todo momento: cuando los educamos, al entrenarlos para que nos obedezcan, al proponerles ejercicios de olfato, o simplemente teniéndolos como compañeros de nuestras carreras por la montaña.

Al reforzar vuestro vínculo, tu perro comprenderá cuánto significa para ti. ¡Suerte en el empeño!

Al utilizar nuestros servicios aceptas el uso que hacemos de las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies