La primavera ya está aquí, y con ella el buen tiempo. Los días son más largos y nuestros amigos los perros pasan más tiempo fuera de casa, en el campo, en los parques, etc…

En esta estación los dueños deberían tomar algunas precauciones para disfrutar al máximo de sus animales y evitar en la medida de lo posible problemas de salud que en esta época son más frecuentes.

  • PICADURAS DE INSECTOS: pulgas, garrapatas, mosquitos…

En esta época nuestros perros y gatos pueden coger pulgas y garrapatas, parásitos muy molestos porque les pueden producir picor, dermatitis, y además les pueden transmitir graves enfermedades.

También son muy frecuentes  en esta época las reacciones alérgicas producidas por las Orugas de los pinos (Procesionaria). Muchos cachorros y animales jóvenes las chupan  y éstas provocan a veces graves lesiones en la mucosa bucal y/o lengua. Los animales babean mucho, tienen la lengua inflamada y les cuesta tragar.  En estos casos hay que acudir rápidamente al veterinario para que le aplique un tratamiento lo antes posible.

Para evitar que nuestros perros puedan contraer la temida Leishmaniosis (enfermedad transmitida por la picadura de un mosquito) debemos proteger a éstos de  las picaduras de los mosquitos sobretodo en zonas donde esta enfermedad está presente. Esto puede hacerse de diferentes maneras:

  1. Utilizando antiparasitarios en forma de: collares, sprays, pipetas, etc… Estos productos están hechos con insecticidas de diversa índole.
  2. Se pueden utilizar tambien collares y otros productos fabricados a base de aceites esenciales de plantas, conocidas por sus efectos repelentes de insectos: aceite de Neem, tea tree, citronella, geranio, romero, etc… Estas sustancias son menos tóxicas que las anteriores, y suponen una alternativa para la gente que no quiere utilizar insecticidas químicos en sus animales.
  3. Se puede suplementar la dieta del animal con ajo crudo o en forma de perlas, en muy pequeñas cantidades,pues también es sabido que posee un efecto repelente de insectos y parásitos.
  4. En el interior de las casas podemos poner dispositivos en los enchufes destinados a tal fin.

 

  • REACCIONES ALERGICAS

Podemos encontrarnos perros y gatos con alergias a diferentes tipos de pólenes y en ésta época lo pasarán mal. Los síntomas pueden variar desde conjuntivitis, rinitis, dermatitis, etc… Su veterinario sabrá cómo tratarlo

 

  • LAS ESPIGAS

A partir de la primavera  y durante todo el verano y otoño, en el campo, e incluso en los parques de las ciudades crecen las llamadas “espigas” por todas partes. Cuando éstas se secan se desprenden las semillas y es muy fácil que cuando nuestro perro pasea o se restriega encima de ellas, éstas se introduzcan por diferentes orificios: nariz, ojos, oídos.

Cuando se introducen en los orificios nasales notamos que nuestro perro o gato no para de estornudar repetidamente. Cuando se introducen en los oídos nuestros animales no pararán de sacudir las orejas o bien irán con la cabeza torcida hacia el lado donde está la espiga. Cuando se introducen en  los ojos, se quedan enganchadas por dentro del párpado y producen una reacción inflamatoria y hasta úlceras en la córnea. Notaremos que el animal tiene el ojo medio cerrado y muy inflamado.

En todos estos casos debería llevar a su perro o gato al veterinario para que éste extraiga las espigas lo antes posible.

Disfrute de su perro en esta maravillosa estación, aproveche el buen tiempo y  las actividades al aire libre!!!