Libros con protagonistas muy peludos para leer este verano

Con el verano y las vacaciones tenemos más tiempo para poder disfrutar del aire libre, de paseos, de baños en la playa y, como no, de un buen libro con mucho pelo.

Para aquellas personas que disfrutan de la compañía de un libro y su mascota, no se nos ocurre nada mejor que este listado de novelas donde los protagonistas son los peludos.

Gatos en la cabeza, de Laura Agustí (Lunwerg, 2018)

«Tengo gatos en la cabeza, como quien tiene pájaros. Creo que a veces necesitamos librarnos de esas ideas y recuerdos, que resuenan lejanos como pequeños maullidos y despiertan sensaciones aparentemente olvidadas. Entonces se desatan esas ganas de gritar, de recuperar imágenes y dibujar para ir desenmarañando el ovillo de la memoria. Este es uno de esos momentos en la vida para abrir las puertas de lo inesperado y dejar que todos esos pensamientos dormidos vuelen y encuentren su lugar en cualquier parte, incluso entre las páginas de este libro.»

Un perro, de Alejandro Palomas (Destino, 2016)

«R estaba sentado en la alfombra, junto a la cama, exactamente como le había visto la noche de la tormenta que un año antes nos había cambiado la vida a los dos. Me miraba fijamente y jadeaba, inmóvil, como cuando en verano se tumba al sol en la terraza, envuelto en calor.»
“Un perro” no es solo el retrato del fascinante vínculo entre un hombre y su perro, sino también un remolino de emociones en el que confluyen una mirada tierna y cruda al universo familiar y un homenaje al amor en todas sus manifestaciones.

Soy un gato, de Soseki Natsume (Impedimenta, 2010)

Escrita justo antes de su aclamada novela Botchan, Soy un gato es una sátira descarnada de la burguesía Meiji. Dotada de un ingenio a prueba de bombas y de un humor sardónico, recorre las peripecias de un voluble filósofo gatuno que no se cansa de hacer los comentarios más incisivos sobre la disparatada tropa de seres humanos con la que le ha tocado convivir.

Tombuctú, de Paul Auster (Seix Barral, 1999)

Míster Bones, el perro protagonista de esta sorprendente novela de Paul Auster, es el compañero y confidente de Willy G. Christmas, un poeta vagabundo de Brooklyn. Willy presiente que su muerte está cercana, y antes de partir a ese otro mundo al que él llama Tumbuctú, quiere encontrar un nuevo hogar para su fiel amigo. Así, como si de Don Quijote y Sancho Panza se tratara, emprenden un viaje a Baltimore en busca de la profesora de literatura de Willy, a quien éste planea confiar a Míster Bones. A través de la voz de Míster Bones, entramos en la mente de estos dos inolvidables personajes, un hombre y un perro en búsqueda del amor y la amistad.

El amigo, de Sigrid Nunez (Narvona, 2019)

La protagonista y narradora de esta novela, una escritora neoyorquina, está enfrentándose a su manera al duelo de la muerte por suicidio de su amigo y mentor. Un día recibe la llamada de la mujer de su amigo, porque quiere pedirle un favor: que se quede con su perro. Se trata de un gran danés, enorme y artrítico. Aunque no tiene permiso del casero para tener animales de compañía, la escritora decide llevárselo a su apartamento. Poco a poco, se crea un vínculo de amistad entre dos seres que, en parte, se sienten abandonados. Y a través de la escritura y la literatura, de los paseos y los silencios, el duelo va avanzando.

Los perros duros no bailan, de Arturo Pérez-Reverte (Alfaguara, 2018)

En esta asombrosa novela negra, divertida, tierna y sobrecogedora de principio a fin, Arturo Pérez-Reverte narra con increíble maestría la aventura de un perro en un mundo diferente al de los humanos, donde rigen las mejores reglas -lealtad, inteligencia y compañerismo- y están desterradas toda corrección política o convención social. Un mundo en el que a veces hay clemencia para los inocentes, y justicia para los culpables.

Podría hacer pis aquí, de Francesco Marciuliano (2015)

¿Qué es lo que quieren decirnos los gatos cuando hacen añicos el papel higiénico? ¿Qué opinan del veterinario realmente? ¿Les gusta la Navidad? Estas y otras muchas cuestiones por fin tienen respuesta. Pero no una respuesta cualquiera. Porque cuando los gatos contestan lo hacen con estilo, en verso, con humor. Como solo ellos podrían.

El perro de los Baskerville, de Arthur Conan Doyle (Nórdica libros, 1902)

Holmes y Watson son llamados a investigar los extraños crímenes aparentemente relacionados con la antigua maldición que pesa sobre la familia Baskerville. El "asesino" parecer ser un "animal enorme y negro con forma de perro, aunque mayor que ningún otro visto jamás por criatura humana". Atraídos por el misterio del caso, nuestros protagonistas se ven pronto envueltos en un laberinto de antiguas supersticiones y oscuras venganzas, en el escenario amenazador y siniestro de los páramos de Dartmoor.

El arte de conducir bajo la lluvia de Garth Stein (Suma, 2008)

“El arte de conducir bajo la lluvia” lo tiene todo: amor, tragedia, redención, peligro y lo mejor, el narrador canino Enzo, cuya alma de perro longevo tiene mucho que enseñarnos sobre el ser humano. Enzo sabe que él no es como los demás canes. Él es un pensador de alma casi humana. Denny Swift es un joven y prometedor piloto de carreras de quien Enzo ha obtenido una amplia comprensión de la condición humana y del que ha aprendido que la vida, al igual que las carreras, no es una cuestión de velocidad.

La llamada de lo salvaje, de Jack London (Nórdica, 1903)

Tanto La llamada de lo salvaje como Finis, el cuento que completa este volumen, tienen en común el espacio en que se desarrolla la acción: la zona ártica próxima al río Yukón, donde se encontraron los yacimientos que dieron lugar a la fiebre del oro. Buck, el perro vigoroso que ha caído en manos de los buscadores de oro, demuestra con la devoción hacia su amo que los perros pueden ser más humanos que el hombre. Muerto su amo, seguirá la llamada del instinto, de la naturaleza ancestral y salvaje, para unirse a su hermano el lobo.

Mi perra Tulip, de J.R. Ackeley, (Anagrama, 1956)

El excelente escritor británico no se consideraba un amante de los perros cuando, ya en plena madurez, acabó siendo propietario de un pastor alemán. Él fue el primer sorprendido cuando se convirtió en el amor de su vida, el «amigo ideal» que había buscado en vano durante mucho tiempo. Mi perra Tulip es la agridulce historia retrospectiva de una amistad de dieciséis años. Con detalles vívidos y a veces asombrosos, Ackerley describe la imprevisible conducta de Tulip y sus muy caninos gustos, mientras explica sus torpes pero decididos esfuerzos para hacerla completamente feliz.

Colmillo Blanco, de Jack London (Alianza Editorial, 1906)

Ambientada en la vida agreste y salvaje de una frontera que trasciende su mero carácter físico para convertirse en encarnación del conflicto entre la naturaleza y un ser humano alienado de ella, Colmillo blanco es una de las obras más célebres de Jack London (1872-1916). Reverso casi simétrico de "La llamada de la naturaleza", en la historia del perro salvaje que, significativamente, se degrada en su contacto con el hombre, hallamos, en efecto, matizadas por la belleza de los grandes escenarios naturales y una remota esperanza de redención, las inquietudes que rigen toda la obra del autor estadounidense: el choque entre civilización y naturaleza, la perpetua pugna entre el bien y el mal, la supervivencia del más fuerte, el determinismo genético, la selección natural.

Cómo saber si tu gato planea matarte, de Mathew Inman (Astiberri, 2016)

Si tu gato te masajea con sus patas no es una muestra de afecto. Está comprobando posibles debilidades de tus órganos internos. Si tu gato te trae un animal muerto, no es un regalo. Es una advertencia. Cómo saber si tu gato planea matarte es un hilarante compendio de chistes, historias, anécdotas e instructivas guías sobre mininos, salidos del mundo creativo de The Oatmeal.

Llévame contigo, de David Grossman (Debolsillo, 2000)

Asaf, un joven de dieciséis años, recibe el encargo de encontrar al dueño de un perro que vaga perdido por las calles de Jerusalén. En el transcurso de esta búsqueda su historia se confundirá con la de Tamar, una adolescente de corazón solitario que intenta salvar a su hermano del infierno de las drogas y de su entorno. Juntos recorren un camino en el que intentarán reconstruirse entre las ruinas de un mundo que se desmorona.

Elvis nunca se equivoca, de Rodrigo Morlesin (Planeta Infantil, 2019)

Esta extraordinaria primera novela cuenta la historia de un cachorro callejero que se propone descubrir a qué ha venido al mundo. Pero a la manera de un Oliver Twist perruno, el destino tiene preparadas conmovedoras sorpresas para él. ¿Escapará a los abusos de la feroz pandilla que controla las calles? ¿Será otra víctima más del maltrato y el hambre? ¿Logrará comprender qué es una familia? Ilustrada por el genial Satoshi Kitamura, Elvis nunca se equivoca tiene toda la diversión y la profundidad necesarias para permanecer en la memoria de niños y adultos.

4 claves para proteger a tu perro del calor

El verano ya está aquí y, con él, llegan las altas temperaturas. Aunque muchas personas esperan esta época del año con ilusión para disfrutarla junto a sus peludos, es muy importante tomar algunas precauciones para mantener a nuestros perros confortables y a salvo del calor.

Los perros no tienen tanta facilidad cómo las personas para regular su temperatura corporal. Debemos tener este factor muy en cuenta, ya que de otra forma podríamos estar poniendo la vida de nuestro peludo en peligro.

Los perros sudan solamente a través de sus almohadillas y a través de la boca. Cuando su cerebro detecta que su temperatura sube más de lo normal, la sangre caliente es bombeada hacia la boca y a través de la evaporación de la saliva (aire cliente que se ha condensado) su cuerpo ser enfría.

El gato tiene el mismo sistema, aunque el gato tiende a hacer menos ejercicio y a tener menor excitación por lo que el jadeo es menos común en los felinos.

Este mecanismo de reducción del calor corporal es muy limitado, echo que provoca que tengan muchas dificultades para disminuir su temperatura corporal cuando esta empieza a subir. Esto los puede llevar, en sólo unos minutos, a sufrir un golpe de calor que puede provocarles la muerte.

Por este motivo te dejamos con unos consejos básicos para cuidar de tu perro en verano y aprovechar así al máximo las ventajas de esta calurosa estación.

  1. NUNCA DEJES A TU PERRO SÓLO EN EL COCHE

Ni en el sol, ni en la sombra, ni con las ventanas bajadas, ni en el maletero. Un coche en verano, cuando la temperatura ambiental es muy alta, se convierte en un horno para tu perro (incluso en la sombra y con las ventanillas bajadas).

Nunca debes dejarlo sólo en el coche en verano, ni siquiera un ratito, ya que se estima que en poco más de 10 minutos puede sufrir un golpe de calor con consecuencias fatales para sus órganos vitales, y puede provocarle la muerte en tan sólo 20 minutos.

Algunos factores, cómo la raza o la edad, pueden incluso acortar estos tiempos.

  1. EJERCICIO A PRIMERA Y ÚLTIMA HORA

Tu perro se puede mostrar mucho más apático cuando hace calor. Probablemente no le apetezca hacer tanto ejercicio, ni disfrutar de paseos tan largos cómo en otras épocas del año. Es totalmente normal, y no tenemos que forzarle. Lo ideal es aprovechar las horas de menos calor****, cómo temprano por la mañana o a última hora de la tarde, para disfrutar de los paseos más largos. También podéis ir a zonas más sombreadas y frescas, o a lugares con agua dónde se puede dar un baño refrescante.

Recuerda protegerlo adecuadamente de los parásitos externos y insectos antes de salir. ¡Tu tienda especializada de confianza te aconsejará al respecto!

  1. HIDRATACIÓN

Todo el año nuestros peludos deben tener agua fresca y limpia a su disposición, pero esto es de vital importancia en verano. Cuando pasan calor se deshidratan y necesitan beber con más frecuencia para refrescarse y mantenerse hidratados.

También podemos ayudar a mantenerlos más hidratados a través de su alimentación con comida húmeda, siempre manteniendo una dieta equilibrada, de calidad y sin cambios bruscos. Consulta con tu veterinario de confianza su dieta y ración ideal.

  1. JUEGOS REFRESCANTES

Si a tu perro le gusta remojarse puedes hacer juegos de agua con él o ponerle una pequeña piscina dónde pueda refrescarse.

Además, puedes crear helados caninos artesanales para servirle su ración de pienso diaria. Simplemente pon su ración de pienso en un recipiente cubierto con un poco de caldo de pollo en el congelador; al cabo de unas horas ofrécele este divertido helado canino que lo mantendrá un buen rato entretenido y bien fresquito.

También existen juguetes interactivos comerciales que puedes rellenar con comida y ponerlos en el congelador.

Conociendo estos sencillos tips para mantener a tu perro fresco y a salvo de las altas temperaturas, ya estás preparado para disfrutar del verano a su lado. Es una época genial para llevártelo a todas partes, ya que pasamos mucho más tiempo al aire libre, pero sobre todo recuerda protegerlo del calor y mantenerlo siempre bien hidratado.

El compromiso Gosbi

Lo que nos hace diferentes, nos hace únicos.

Somos conscientes del impacto de la alimentación en nuestra salud. Alrededor del mundo, millones de personas están modificando sus hábitos de vida en busca de una alimentación más saludable y basada en productos naturales.

Para los que queremos a nuestras mascotas y las consideramos un miembro más de nuestra familia, ofrecerles la alimentación adecuada es una de nuestras máximas prioridades.
Gosbi nace con un compromiso claro: ayudar a las familias a dar una vida más saludable, natural y feliz a sus animales de compañía.

Apostamos decididamente por la calidad, la honestidad y el respeto por los animales. Solamente utilizamos materias primas 100% naturales y de gran calidad, para crear alimentos de alto valor nutritivo que combinen de manera inteligente los principales ingredientes de la dieta mediterránea, con los beneficios de las plantas medicinales, para mejorar la salud y el bienestar de perros y gatos.

Este es nuestro compromiso contigo, y así los demostramos cada día.

NO EXPERIMENTAMOS CON ANIMALES

No lo hemos hecho, ni lo haremos. Somos el primer fabricante español certificado por PETA, la organización mundial más importante dedicada a velar por los derechos de los animales.

PETA son las iniciales en inglés de “People for the Ethical Treatment of Animal” (Personas para un Trato Ético de los Animales), y garantizan que el producto es Free Cruelty i, por lo tanto, no se han utilizado animales para testarlo.

El bienestar y felicidad de los peludos es nuestra razón de ser y, por lo tanto, nunca utilizaremos prácticas que los puedan perjudicar.

SIMPLEMENTE NATURALES

Seleccionamos los mejores ingredientes naturales y los cocinamos lentamente y a baja temperatura para que sigan siendo tan deliciosos cómo saludables. Así de simple.
Hacemos una propuesta basada en ingredientes naturales, procesos de elaboración a fuego lento y el no uso de subproductos, apetentes y conservantes artificiales que puedan ser perjudiciales.

Creemos que no hay otro modo de hacer las cosas, que este es el mejor camino para ofrecer una nutrición más sana, segura y sabrosa.

PENSAMOS EN VERDE

Desde el abastecimiento de materias primas hasta el diseño de nuestros embalajes. Estamos comprometidos en generar un impacto positivo en nuestros animales, nuestra comunidad y nuestro planeta.

No tenemos un planeta B. Por esta razón nos unimos a intentar conservar el que tenemos. Además de utilizar alimentos producidos de una forma sostenible, avanzamos hacia el uso de embalajes 100% reciclables i elementos de comunicación hechos con materiales reciclados.

A nivel interno procuramos generar el mínimo de residuos a través de la reducción y reutilización. Hacemos un uso moderno e inteligente de la energía en nuestras instalaciones para funcionar con energías renovables y minimizar nuestro impacto en el medio ambiente. También hemos renovado la flota de nuestro equipo comercial con vehículos híbridos para ayudar a reducir las emisiones y los niveles de contaminación ambiental.

NO FABRICAMOS PARA OTROS

Creamos nuestras propias recetas adaptadas a cada necesidad. Nuestras fórmulas y alimentos son originales y no fabricamos para otras marcas.

Gosbi es la suma de muchas cosas. Es el resultado de nuestra obsesión por la calidad y la pasión para la cocina tradicional. Pero también es el reflejo de nuestro amor y respeto para los animales, así cómo para todos aquellos que contribuyen a su bienestar y felicidad.

Pensamos que nuestro valor reside en la combinación de todos estos elementos. Así pues, únicamente comercializamos – y comercializaremos – nuestras fórmulas y productos bajo nuestra propia marca. Dicho de otra forma: si no pone Gosbi, no es Gosbi.

CONFIAMOS EN LOS QUE MÁS SABEN

Nos tomamos muy en serio la salud de nuestros animales. Por eso solamente nos encontrarás en clínicas veterinarias y tiendas especializadas, dónde podrás recibir atención profesional y personalizada.

Creemos con firmeza que el asesoramiento personalizado por parte de un especialista es esencial para escoger la opción más conveniente para nuestras mascotas. Por esta razón, únicamente vendemos nuestros productos a través de establecimientos especializados y clínicas veterinarias.

Negocios tras los cuales hay personas. Personas que dedican lo mejor de si mismas a que nuestros peludos puedan crecer sanos y felices junto a sus familias.

CALIDAD Y COMPROMISO

Estamos obsesionados con la calidad. Sometemos nuestros ingredientes y procesos a un escrupuloso control para asegurarnos que cumplen con los estándares con los que nos hemos comprometido.

Nuestro deseo de mejorar nos ha llevado a redefinir el concepto de cocina, integrando la tecnología más avanzada en nuestro propio proceso de cocción, lento y a baja temperatura, para conseguir un alimento más sano, seguro y sabroso.

Pero esto no acaba aquí. Somos inconformistas por naturaleza, por esta razón no dejaremos de escuchar, investigar y desarrollar nuevas soluciones para seguir dando respuesta a las necesidades de familias y profesionales.

RESPONSABILIDAD SOCIAL

Pensamos que dónde hay una persona y un animal de compañía, hay una familia. Es nuestra particular forma de entender el vínculo que se establece entre humanos y sus mascotas, y la premisa sobre la cual se construye nuestra marca.

Sabemos que somos muchos los que pensamos así. Nuestra ambición es utilizar todas las herramientas a nuestro abasto para conectar con cada vez más personas que compartan este sentimiento haciéndoles llegar nuestra historia y la de nuestros productos.

Hay momentos en que es necesario estar presente más nunca. Somos conscientes de ello y por este motivo durante la crisis de la Covid-19 hemos dado el 5% del importe de las compras realizadas a través de nuestra tienda online a la lucha contra el coronavirus a través del #YoMeCorono.

Además, hemos repartido más de 280.000 raciones, más de 70.000 kilos de alimento entre las 235 protectoras del programa “Los Adoptadores” de Gosbi, para poder alimentar a 10.000 peludos durante un mes.

También hemos impulsado una campaña a favor del comercio local (#ComercioLocalEsVital) porqué queremos que nuestros pueblos y ciudades continúen llenos de vida.

Creemos en lo que hacemos y nuestra intención es contribuir a construir el futuro que deseamos, por este motivo intentaremos poner nuestro granito de arena para mejorar cómo sociedad siempre que nos sea posible.

6 beneficios de llevar el perro al trabajo: las empresas «dog friendly»

No son muchas las empresas que permiten a sus trabajadores ir a trabajar acompañados de sus peludos. Seguramente serían muchas más si conocieran los múltiples beneficios que, según algunos estudios, tienen para los trabajadores, el ambiente laboral i la productividad.

A continuación, os hablaremos de los beneficios más relevantes de llevarte el perro al trabajo.

  1. Peludos más felices

Por descontado el primer y más directo beneficio es sobre el bienestar de los peludos. En vez de tener que quedar-se horas y horas solos en casa o a cargo de otras personas, pueden disfrutar de la compañía de sus compañeros humanos durante la jornada laboral.
Este echo reducirá notablemente la ansiedad del perro, aumentando su calidad de vida y pudiendo mostrarse más tranquilo y equilibrado durante el resto del tiempo.

  1. Humanos más contentos

También los trabajadores disfrutaran de más buen humor durante su jornada. Está comprobado que el contacto visual entre perros y humanos aumenta los niveles de oxitocina de ambos. Esto quiere decir que los dos se benefician de la relación humano-perruna teniendo una vida más plena y feliz.

  1. Disminuye el estrés

Varios estudios apuntan que los peludos en las oficinas disminuyen la ansiedad de los trabajadores, tanto de los propietarios de las mascotas cómo de sus compañeros de trabajo.

El echo de acariciar o simplemente comunicarte con un perro es una forma de desconectar i relajarse, convirtiéndose en un input de energía positiva para la persona que mejora el ambiente de trabajo general.

  1. Mejora la comunicación y el trabajo en equipo

Además, los peludos facilitan la comunicación entre las personas, generando temas de conversación y ratos agradables a su alrededor. Fomentan así la comunicación entre compañeros de trabajo estableciendo vínculos afectivos más positivos, ya que las personas son percibidas cómo más próximas y amigables.

  1. Aumenta la productividad y mejora la imagen de la empresa

Al generarse un ambiente de trabajo más positivo, menos estresante y con más interacción entre trabajadores, varios estudios confirman que también la productividad se ve afectada positivamente con la presencia de perros en las oficinas. También la creatividad sale beneficiada, ya que se ve fomentada con un ambiente más distendido y al romper la rutina.

A la vez, las personas que de esta forma evitan tener a su perro esperando solo en casa o a cargo de otras personas, están menos pendientes del reloj disponiendo de más flexibilidad laboral y disfrutando así más de su trabajo.

Mejora también la imagen de la marca, tanto desde el punto de vista de los consumidores cómo el de otras empresas, viéndose la empresa más bien posicionada tanto a nivel de relaciones con los clientes cómo de cara a las relaciones B2B.

  1. Conciliación laboral y personal

Los perros forman parte de la familia. Los queremos cómo a un miembro más, y poderlos tener con nosotros mientras trabajamos nos permite conciliar de manera mucho más fácil la vida personal y familiar con la vida laboral.

Nos permite ahorrar dinero si de otra forma hubiéramos tenido que dejarlos a cargo de alguien o en una guardería canina, además de estar mucho más tranquilos por no tener que contar las horas que hace que está sin nuestra compañía.

Hacia un mundo más dog friendly

Cómo podemos ver, son muchos los beneficios tanto para las personas cómo para las empresas de dar la posibilidad a los trabajadores de asistir acompañados de sus mascotas al puesto de trabajo.

Antes de ponerlo en práctica debemos tener en cuenta y consultar que no haya ningún compañero con problemas de alergia a los perros al que pudiéramos perjudicar. Además, si hay alguien con miedo a los peludos, hay que estudiar el caso para ver cómo se gestiona y si se puede solucionar. El respeto hacia los otros compañeros de trabajo tiene que ser siempre prioritario.

Imaginar un futuro con muchas más empresas dónde los trabajadores disfruten de la compañía de sus peludos durante la jornada laboral, es caminar hacia un mundo más dog friendly que, sin duda, contribuirá a una sociedad dónde humanos y mascotas convivan de una forma más plena y feliz.

Miedo a los petardos: 4 pasos para ayudar a tu perro

No son pocas las festividades de nuestro calendario que incluyen pirotecnia durante las celebraciones. Los petardos o fuegos artificiales pueden convertirse en una pesadilla para muchos peludos. No existen milagros para combatir esta fobia de manera rápida, fácil y totalmente efectiva, pero sí hay algunas cosas que podemos hacer para ayudarles a pasar este momento con el mínimo sufrimiento.

Os presentamos a continuación 4 sencillos pasos que podéis llevar a cabo para ayudar a vuestros peludos a sobrellevar la situación.

CREA UN ESPACIO SEGURO EN CASA

Busca una habitación tranquila, un lugar que le guste a tu peludo, si puede ser dónde menos se escuchen los ruidos del exterior.
Pon allí una cama dónde pueda estar cómodo, que quede un poco protegida, la idea es crear un rincón acogedor dónde el perro se pueda sentir arropado, crearle una pequeña guarida.

POSITIVIZA EL ESPACIO SEGURO

Colócale una manta con su olor para que entienda que es su rincón. Puedes esconderle croquetas de su pienso ahí, dejarle algún juguete o golosina para morder, o esconder dentro su juguete interactivo favorito para que lo encuentre.
El objetivo es positivizar al máximo su rincón de seguridad. Debemos evitar a toda costa forzar al perro a ponerse ahí: lo mejor es dejar elementos positivos y que los descubra autónomamente.

SUPLEMENTOS NATURALES

Existen varios productos totalmente naturales que pueden ayudar a mantener el perro en un estado más calmado. Suplementos basados en extractos de plantas, difusores de feromonas sintéticas, aromaterapia… existen múltiples formatos que pueden servirnos para este fin. Tu veterinario o tienda especializada de confianza te dará toda la información al respeto.

NORMALIDAD Y CALMA

Llegado el temido día la mejor estrategia a seguir es mantener la calma y actuar con naturalidad. Si es posible será positivo dar un buen paseo antes de qué empiecen los estallidos. Después del paseo dale su ración de comida y agua fresca para que esté lo máximo de complacido y pueda relajarse.

Cuando llegue el momento deja que tu peludo se refugie en su rincón seguro. Lo ideal es que estés presente para que se sienta protegido, pero sin consolarlo en exceso ya que podrías estar reforzando la conducta de miedo.

Es importante que no lo dejes solo y te asegures de que no pueda escaparse. Sé comprensivo y ten paciencia, ya que lo que haga tu compañero peludo en estos momentos es consecuencia de su estado de pánico. Necesita tu amor y apoyo para superar esta situación.

Cómo nos puede ayudar la alimentación durante la desescalada

Poco a poco los diferentes territorios y ciudades van avanzando en las fases de desescalada, recuperando así las rutinas y ritmos anteriores al confinamiento. Hace unas semanas nuestros peludos tuvieron que adaptarse de golpe y sin previo aviso a tenernos todo el día en casa. Hemos compartido mucho más tiempo con ellos del habitual, pero a medida que pasemos más horas fuera tendrán que volver a acostumbrase a pasar ratos solos y readaptarse a los nuevos horarios.
Es importante que la vuelta a la rutina sea lo más progresiva posible, sin cambios bruscos. En este sentido, si vamos a variar los horarios de las comidas de nuestros peludos con la vuelta al trabajo, sería ideal empezar con el nuevo horario progresivamente unos días antes para evitarles todos los cambios de golpe.
El momento de la comida es perfecto para hacer juegos de enriquecimiento y olfato. Podemos aprovechar las raciones diarias para que el perro coma de una manera interactiva. Existen muchos juguetes que podemos rellenar con pienso, o bien hacerlos nosotros mismos con toallas y cajas que tenemos en casa. De esta forma conseguimos que el perro esté más tiempo activo y entretenido, además de pasárselo en grande.
Una de las principales preocupaciones es cómo volvemos a acostumbrar a los peludos a quedarse solos en casa. De nuevo los juguetes interactivos rellenos con pienso o premios saludables pueden ser de ayuda para hacer esta transición más agradable. Podemos dejarlos preparados antes de salir de casa para que los encuentren durante nuestra ausencia. Esto les tendrá entretenidos y ayudará a reducir su ansiedad, positivando la situación. Tu punto de venta especializado de confianza podrá recomendarte el juguete más adecuado para tu perro.
Recuerda siempre restar de la ración diaria la cantidad de comida administrada durante los juegos. Mantener a tu peludo en el peso ideal es una pieza fundamental para cuidar de su salud.
Los educadores caninos han compartido muchos juegos de olfato y enriquecimiento ambiental durante estos días de cuarentena que por supuesto serán muy útiles también pasado el confinamiento. Aun así, si sospechas que tu perro pueda tener cualquier problema de comportamiento, lo más recomendable es siempre contactar con un profesional lo antes posible para que nos ayude a solucionarlo.

Ahora tenemos la oportunidad de establecer una alianza entre el pequeño comercio y los productores

La compañía familiar dedicada a la salud y el bienestar animal vio multiplicada por cuatro la venta online durante los primeros días del Estado de Alarma y, en su apuesta por apoyar el negocio local, crearon un sistema para compartir el beneficio con el punto de venta habitual. Hablamos con Josep Fortunet, Responsable de comunicación de Gosbi Pet Food S.A., sobre la iniciativa #ComercioLocalEsVital.

¿En qué consiste esta iniciativa y de qué manera se está implicando Gosbi en ella?

Responde a la voluntad de defender el comercio local en un momento crítico que lo ha situado al borde de la extinción. El auge del comercio online y el cierre obligado por la pandemia han formado la tormenta perfecta a la que será difícil sobrevivir, muchos comercios no tardarán en bajar la persiana para siempre. La implicación de Gosbi en la defensa de este modelo de comercio es integral. Desde el inicio de nuestra actividad y hasta el día de hoy nunca hemos vendido nuestros productos en supermercados ni en los gigantes del comercio online, si no en tiendas para mascotas y clínicas veterinarias. Son nuestros compañeros de viaje y no vamos a dejarlos de lado ahora que necesitan ayuda.

Fomentan el consumo local y están ayudando al pequeño comercio, pero a la vez tienen una eccomerce completísima. ¿Son compatibles ambos canales de venta?

El comercio digital es una realidad que está aquí para quedarse, tiene unas ventajas para el consumidor que lo convierten en imprescindible, pero el escenario actual dominado por gigantes del comercio online presenta un gran peligro. Pagan menos impuestos y parten de un modelo de negocio basado en el trabajo precario para poder ofrecer mejores precios. Nuestro modelo de omnicanalidad se basa en poner el producto a disposición de todos, favoreciendo la venta en las tiendas físicas, pero dando una opción a aquellos que no tienen cerca un punto de venta o necesitan una entrega a domicilio.

¿Hacia dónde creen que evolucionará el futuro del comercio?

Si las autoridades no son capaces de pararles los pies a los gigantes digitales el futuro del comercio estará marcado por la precariedad en el empleo y por la pérdida de opciones. El consumidor quizá no se da cuenta, pero nos están aplicando la ley del embudo. Por un lado tenemos millones de consumidores, por el otro, miles de productores y en medio tan solo unas pocas cadenas de distribución y grandes plataformas de venta online que marcan las reglas del juego. Tenemos una gran oportunidad para evitar esta encerrona si establecemos una alianza entre el pequeño comercio y los productores. De hecho, estamos en el mismo lado del embudo y debemos cooperar. Vale la pena reflexionar sobre el futuro que queremos y actuar en consecuencia. Del fruto de esta reflexión nace nuestro activismo en defensa del comercio local.

¿En qué se concreta su propuesta para defender este modelo de comercio?

El comercio de proximidad se enfrenta a una crisis que puede hundirle si no cuenta con una nueva fórmula para atraer y fidelizar a los clientes. En un contexto tan competitivo, el comercio local puede sobrevivir gracias a sus dos activos más preciados: los clientes fieles y los productos exclusivos y diferenciales. Y en los productores está la clave. Hacen falta empresas valientes que apuesten por el comercio tradicional como canal de distribución y que valoren su poder de recomendación y experiencia en el trato con el cliente, siendo este, su gran valor añadido. Hay que dar protagonismo a las marcas que han sido capaces de encontrar soluciones novedosas para vender sus productos online sin necesidad de recurrir a los gigantes digitales. Aquí se presenta una gran oportunidad, tanto para productores como para comercios, de beneficiarse juntos de este modelo de digitalización. Confiamos de tal manera en esta idea que vamos a darle forma concreta bajo las siglas UP&RAN, una alianza entre productores y comercio minorista unidos por la recomendación y la exclusividad de distribución, que más que digitalizar el modelo tradicional, su objetivo es ayudarle a reinventarse sin excluir a nadie. Es decir, mejorando sus capacidades logísticas y ofreciendo nuevas herramientas que complementen lo que mejor saben hacer, asesorar a sus clientes en las elecciones de compra.

¿Cómo valora el papel de los organismos públicos en la defensa del pequeño comercio?

Sinceramente creo que el estado está maltratando al pequeño comercio y que más allá de alguna campaña de promoción no se puede esperar gran cosa de su parte. No se trata de reclamar ayudas económicas, el déficit y la deuda publica ya son suficientemente enormes, sino de que sean capaces de establecer políticas valientes contra los abusos de los gigantes digitales para que no siga creciendo la desigualdad económica. Hay que valorar el perjuicio colectivo en el que está basado su modelo de negocio, caracterizado por la elusión de impuestos optimizando fiscalmente la ubicación de sus sociedades. Los impuestos que no pagan son la precariedad de nuestros hospitales, que sin duda ha sido una de las claves que ha convertido la pandemia en una tragedia nacional. Y aquí la triste paradoja, que hayan sido estas empresas las grandes beneficiadas por la situación generada por el confinamiento, aumentando espectacularmente sus cuotas de mercado.

¿Por qué consideran tan necesario este tipo de comercio?

Para mantener las ciudades vivas, seguras y amables. Comprar en tiendas locales es casi un compromiso cívico puesto que constituyen un elemento esencial en el equilibrio de un municipio. El dinero gastado en estas tiendas contribuye a la prosperidad económica de nuestro entorno más próximo. Como consumidores debemos ser conscientes del poder generador de riqueza que tiene cada una de nuestras compras. Y usar este poder para mejorar nuestro territorio. Y si además disfrutamos de una atención personalizada y de productos de calidad, veremos que vale la pena comprar a pie de calle.

Además de la iniciativa #ElComercioLocalEsVital, están contribuyendo con las protectoras de animales. ¿Cómo surgió la posibilidad de ayudar?

Cuando empezó el estado da alarma la situación era dramática, el confinamiento impedía a los voluntarios llegar hasta las protectoras y estas sufrieron un gran descenso en las aportaciones de alimento que solían recibir hasta antes de la crisis sanitaria. Conscientes de la gravedad del problema activamos de forma urgente un reparto de 70.000 kilos de alimento entre más de 230 protectoras de toda España, lo que representa 280.000 raciones para alimentar a 10.000 perros durante un mes. Sentimos admiración por las personas que forman las protectoras, por la gran labor que realizan ofreciendo la oportunidad a los animales abandonados de encontrar de nuevo una familia. Por esto queremos seguir estando cerca y ayudar a estos héroes en un momento tan delicado como el que hemos vivido.

Presentación de la gama VETSBI en Iberzoo+Propet 2020

VETSBI nace con el objetivo de ofrecer soluciones veterinarias naturales para el tratamiento de ciertas enfermedades, sin recurrir a productos farmacológicos siempre que sea posible.

Incluye una linea de productos nutracéuticos 100% naturales elaborados con materias primas de la mejor calidad para conseguir de este modo principios activos de muy alta biodisponibilidad.

5 ideas para jugar con tu perro dentro de casa

Para sobrellevar esta situación de confinamiento que nos ha tocado vivir, desconocida hasta el momento para la mayoría de nosotros, lo mejor que podemos hacer es combatir el estrés, la ansiedad y el aburrimiento.
No tan solo nosotros padecemos estos males, también nuestros perros sufren por esta situación, con la dificultad añadida de que ellos no disponen de tantos recursos para gestionar sus emociones. De ahí la importancia de nuestro papel para proponerles paseos y juegos que les hagan más llevadera esta situación.
Aprovechemos que nos está permitido salir a la calle a pasear y para las horas en las que debemos quedarnos dentro de casa aquí os proponemos una lista de juegos para mantenerlos activos y entretenidos.

1. Los básicos
¿Sabe tu perro ejercicios básicos como sentarse o tumbarse? ¿Tiene una buena respuesta a la llamada? Todos los perros deberían saber hacer estos ejercicios y refrescarlos de vez en cuando es una buena idea, ¿por qué no ahora que tienes tiempo?

2. Trae mis zapatillas
Todo un clásico. Los perros adoran tener una tarea que hacer y realizarla satisfactoriamente. Empieza por enseñarle el nombre del objeto “zapatillas”, y pídele que te las traiga. Además de estimular a tu perro podrás impresionar a las visitas que tengas. No es fácil conseguirlo pero el resultado es espectacular.

3. ¿En qué mano está el premio?
Simplemente toma un premio y colócalo en una de tus manos fuera de la vista del perro. Después coloca ambas a la vez frente al perro y permítele que elija. Si olfatea o toca con la pata la mano correcta, abre tu mano y dale el premio. Si no acierta a la primera, no pasa nada, vuelve a intentarlo de nuevo.

4. El escondite.
Ideal para practicarlo con cachorros y niños, ¡Diversión asegurada! Puedes dejarle en “quieto” si ya sabe o simplemente distraerle mientras te escondes. Después llámale una sola vez y espera. Si hace falta, vuelve a llamar para evitar que se frustre si no te encuentra a la primera, pero permite que avance y que cada vez lo haga mejor. Además de pasar un buen rato estarás reforzando la llamada, algo muy importante.

5. Encuentra los premios.
Esconde algunos premios que le gusten en diferentes puntos de la habitación. Pide que se quede quieto mientras lo haces o si no es posible que espere fuera de la habitación. Comienza con 3 o 4 puntos sencillos de encontrar y cuando el perro resuelva fácilmente de forma progresiva ve abriendo habitaciones y colocando más puntos a lo largo de la casa. Estos tipos de juego son geniales para ellos, ya que estimulan su sentido natural del olfato y sus capacidades cognitivas.


¿Qué son las cenizas que aparecen en el etiquetado del alimento para perros y gatos?

Las cenizas, o también llamadas materia inorgánica, corresponden a la parte no orgánica del producto (principalmente minerales esenciales para la correcta nutrición como el calcio, fósforo, zinc, hierro, etc.) y en ningún caso son cenizas añadidas al producto.

 Se les llama cenizas porque es el resultado de una prueba de laboratorio que consiste en incinerar el alimento a una temperatura superior a 800 ºC y cuantificar lo que queda. Cuando el agua, la proteína y las grasas se han incinerado, quedan solo las sustancias minerales como el calcio, fósforo, zinc, hierro, etc.

Estas sustancias son lo que la reglamentación de la industria de fabricación de alimento, mediante el reglamento europeo CE nº 767/2009 exige que se declare como cenizas. Durante la cocción normal del alimento no se alcanzan estas temperaturas tan altas, por lo que nunca el alimento se convierte en ceniza.

La ceniza proviene sobre todo de los huesos de la materia prima con la que se hace el alimento, y puede variar bastante de un producto a otro, pero generalmente las cantidades de cenizas contenidas en alimentos de calidad para perros oscilan entre el 6% y el 9% del total del alimento. Los alimentos secos son más ricos en cenizas y los alimentos húmedos tienen casi la mitad.

Los minerales son otro tipo de nutrientes esenciales que deben añadirse para garantizar una dieta sana y equilibrada. Son necesarios para el buen desarrollo y funcionamiento del organismo de nuestros peludos, ayudan a equilibrar los fluidos corporales y a fortalecer dientes y huesos.

Al utilizar nuestros servicios aceptas el uso que hacemos de las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies