Mantener a nuestro peludo fresquito en verano

Llega el buen tiempo y con el verano, también llega el calor. Es muy importante que tengamos en cuenta a nuestros peludos, especialmente durante esta época del año, ya que las temperaturas extremas pueden ser perjudiciales para ellos.

Durante los meses de verano hay que seguir unas pautas básicas para evitar que nuestro compañero pueda pasar demasiado calor, o llegar a sufrir un golpe de calor.

  • Es fundamental que siempre tenga agua fresca y limpia a su disposición. Hay que tener en cuenta que deberá renovarse con más frecuencia que en los meses más fríos.

  • Es recomendable no salir durante los momentos más calurosos del día. Si podemos organizar las salidas y los paseos antes de que pique el sol o cuando éste empiece a bajar, será mucho mejor para nuestro mejor amigo.

  • También es importante evitar darle de comer durante las horas más cálidas. La comida le sentará mejor si lo toma en un momento del día más fresquito.

  • Es importante que esté protegido del sol en todo momento. Para ello será necesario que tenga un espacio cubierto que tenga sombra durante todas las horas del día para poder protegerse de las temperaturas extremas.

Una vez claros los consejos básicos para garantizar el bienestar de nuestro peludo durante los meses de más calor, desde Gosbi queremos recomendar un truco para que nuestro peludo pueda refrescarse de la manera más divertida: con helados para perros.

Preparar helados para nuestros peludos durante los meses de verano es una gran idea para mantenerlo hidratado y bien fresquito. Son muy sencillos de hacer, y aportan ventajas clave:

  • Hidratación y frescura - Tu peludo se hidratará de una manera diferente y divertida, refrescarse es perfecto para los días de más calor

  • Entretenimiento y diversión - aparte de estar fresquito e hidratado, se divertirá muchísimo y estará entretenido un buen rato

  • Fácil preparación - las recetas de helado son deliciosas, y muy sencillas de preparar

Recetas

De recetas hay desde las más sencillas, hasta otras un poco más elaboradas. Nosotros las haremos a partir de productos Gosbi, ya que sabemos que es una apuesta segura para nuestros peludos.

El cubito: la más sencilla de todas

La manera más sencilla de dar un "helado" para tu peludo es congelando agua en una cubitera y dándole los cubitos. Es muy importante pasar un poco de agua por el hielo antes de darle, sino se podría pegar la legua o hacerse daño. El hielo no es malo para los perros, todo lo contrario. A ellos les encanta y están hidratados y refrescados.

El hielo con croqueta

Para mejorar la receta anterior, se puede hacer lo mismo, pero añadiendo una croqueta de su alimento de siempre en cada cubito. Así, tendrá mejor sabor y al final de todo habrá premio. Al igual que con el cubito sin croqueta, es importante pasar un poco de agua antes de darle al perro para evitar accidentes.

Helados muy Freskos

La gama Fresko da mucho juego a la hora de hacer helados, ya que es una comida húmeda, se puede congelar bien y tomar como un helado. Una manera de servirlo es con moldes especiales para helados, una vez congelado, pasamos por el grifo y le damos al perro sin palo, así evitamos que se pueda atragantarse. También podemos poner Fresko dentro su juguete interactivo preferido, y poner el juguete con Fresko directamente en el congelador. Cuando lo saquemos, no sólo la comida estará helada, sino que también el juguete estará fresquito. Podrá pasarse mucho rato jugando.

Un plaisir de helado

Con los Plaisirs también podemos hacer lo mismo que con el Fresko ya que también es comida húmeda. Tu peludo no podrá resistirse al increíble sabor del Plaisir, una de las gamas más apetecibles de Gosbi.

Consejos para que tu peludo pase un San Juan más relajado

Vuelve San Juan, y vuelven nuestros consejos para hacer este día más ameno para nuestros peludos. Porque como ya se sabe, la pirotecnia y el ruido de los petardos aterrorizan a muchos perros, que pasan una de las peores noches del año.

No hay milagros para combatir esta fobia de manera rápida, fácil y totalmente efectiva, pero si que hay algunas cosas que podemos hacer para ayudarlos a pasar este momento con el mínimo sufrimiento.

CREA UN ESPACIO DE SEGURIDAD

Es importante seguir el instinto animal, e intentar encontrar soluciones prestando atención a sus necesidades. Un perro, cuando está asustado y tiene miedo, su tendencia natural lo llevará a buscar un pequeño refugio, o un espacio seguro donde poder pasar el rato de una manera más amena. Para conseguirlo, buscaremos una habitación tranquila que le guste al peludo, idealmente será él lugar donde menos se oigan los ruidos de fuera. Pondremos una camita en la que pueda estar cómodo, que quede un poco protegido, con una mantita con su olor para que pueda entender que aquel será su rincón. Puedes esconder croquetas de su pienso, dejar algún juguete o golosina para mordisquear, o esconder dentro de su juguete interactivo preferido para que lo encuentre. También podemos poner música tranquila, la radio o un ventilador para ayudar al peludo a relajarse y disuadir el ruido de fondo.

El objetivo es dar un sentido positivo a su rincón de seguridad. De ninguna forma tenemos que forzar el perro a meterse: lo mejor es dejar elementos positivos y que los descubra autónomamente.

SÉ UN BUEN LÍDER

Eres el referente de tu peludo. Cuanto más tranquilo y calmado te vea, más seguridad le transmitirás. Es muy importante no enfadarse con él, puesto que todo lo que esté haciendo es fruto del pánico y no es consciente. Reñirlo puede fomentar todavía más el terror que siente.

Si es posible, será positivo hacer una buena paseada antes de que empiecen las explosiones. Después del paseo dale su ración de comer y agua fresca para que esté al máximo complacido y pueda relajarse.

Cuando llegue el momento deja que tu peludo se refugie en su rincón seguro. Lo ideal es que estés presente para que se sienta protegido, pero sin consolarlo en exceso, puesto que podrías estar reforzando la conducta de miedo.

SUPLEMENTOS NATURALES

Hay varios productos totalmente naturales que pueden ayudar a mantener el perro en un estado más calmado. Suplementos basados en extractos de plantas, difusores de feromonas sintéticas, aromaterapia... hay múltiplos formados que pueden servirnos por esta finalidad. Tu veterinario o tienda especializada de confianza te dará toda la información al respeto.

¿Sabías que existe un perro que no ladra?

Si, has leído bien, existe un perro que no ladra, y se trata del basenji, la única raza del mundo que no tiene la capacidad física de ladrar.

El motivo por el que no ladran es debido a la postura de su laringe y a la estructura de sus cuerdas vocales, que son más estrechas y planas que las del resto de perros. En cambio, si que son capaces de emitir un sonido muy curioso reconocido como Canto a la Tirolesa, donde el perro cambia bruscamente entre el tono grave y aguo con la sílaba ‘jo’.

Historia de la Raza

Se trata de una de las razas de perro más antiguas que existen hoy en día. Sus primeras evidencias datan de hace más de 5000 años en el Antiguo Egipto, ya que todavía pueden verse jeroglíficos que señalan la existencia este tipo de perros.

Su origen, sin embargo, se remonta a África Central, en la tribu de los Bashingi, cerca de la zona conocida hoy en día como la República Democrática del Congo. Se cree que llegó a Inglaterra en torno al 1895 y a partir de ahí se extendió por Europa y posteriormente a Estados Unidos.

Su pasado es, sobre todo, de perro de trabajo y caza, de hecho, se cree que antiguamente cazaba leones, ya que, gracias a su tamaño, son perros muy ágiles capaces de dar saltos verticales. Hoy en día es un perro domesticado, pero es cierto que en algunos lugares de África se sigue utilizando para cazar animales pequeños.

Carácter

Normalmente se compara a los Basenji con los gatos, ya que, igual que los felinos, son perros que les gusta estar limpios y por esto se acicalan ellos mismos el cuerpo. Además, también son animales independientes, testarudos, astutos, y cuando le apetece, afectuosos.

Se lleva bien con otros perros y le gustan mucho los juegos de habilidad mental, ya que es un perro sumamente inteligente.

Además de no ladrar, son perros ciertamente curiosos, ya que no huelen a perro, las hembras tienen el celo una vez al año en vez de dos, e independientemente del color, siempre tendrán las patas delanteras y traseras blancas.

¿Cómo combinar la alimentación seca de siempre con alimentación húmeda?

Habitualmente nos preguntamos si podríamos enriquecer la dieta de nuestros peludos combinando el alimento seco con el húmedo. La alimentación seca de Gosbi es un alimento completo y equilibrado, pero también tenemos posibilidades de ofrecer una dieta completa húmeda con Fresko, una de las gamas de alimentación húmeda de Gosbi. También dentro de los húmedos, existen los Gosbi Plaisirs, que, en este caso, se trata de un alimento complementario que debe ir siempre acompañado de una receta completa.

La eterna pregunta que se hacen muchas personas es, ¿cómo debo combinar el alimento húmedo con el seco para que mi perro tenga una dieta equilibrada y completa? Vamos a resolverlo.

Antes que nada, nos tenemos que plantear si tiene sentido ofrecer alimentos húmedos a los perros. El alimento húmedo forma parte de la dieta habitual del 42% de los perros en Europa, y no nos extraña ya que este tipo de composiciones cuentan con un contenido alto de humedad, lo que se traduce en más hidratación para el perro, especialmente importante durante los meses más calurosos del año. Además, el contenido en agua conserva el sabor natural del ingrediente, intensificando la palatabilidad. La combinación entre una dieta seca y húmeda permite más variedad en la alimentación de nuestro mejor amigo, ofreciéndole nuevos sabores mediante una alimentación natural y variada.

En Gosbi existen dos gamas de alimentación húmeda para perros: Fresko y Plaisirs, siendo este último un alimento complementario (no completo).

Gosbi Plaisirs

Combinar Gosbi Plaisirs con el alimento habitual es lo más recomendable. Nuestra recomendación es que Gosbi Plaisirs sustituya una comida de las dos comidas diarias habituales, de modo que una toma sea sólo Gosbi Plaisirs y la otra su alimento completo Gosbi habitual. Plaisirs es una gama elaborada a partir de ingredientes frescos en su propio caldo, con una palatabilidad natural excepcional, para poder ofrecer una dieta más rica y variada.

Para tener una buena orientación sobre las proporciones, descarga AQUÍ el PDF con las tablas de las cantidades orientativas según el producto, cantidades y el peso del perro.

Gosbi Fresko

Fresko, a diferencia de Plaisirs es un alimento completo y de composición equilibrada, elaborada a partir de alimentos frescos en su propio caldo para mantener el sabor natural de los ingredientes. Facilita la correcta nutrición de perros con sensibilidad dental. Existen Fresko con perfiles nutricionales adaptados a las necesidades de cada perro.

Aunque se pueda alimentar a un perro en base de Fresko exclusivamente, también puede combinarse con alimentación seca. AQUÍ está el PDF con las tablas de raciones recomendadas tanto si queremos darle únicamente Fresko, como si queremos combinarlo.

Mi perro y mi gato, ¿pueden ser veganos?

Las dietas vegetarianas y veganas se están extendiendo cada vez más en nuestra sociedad. Muchos estudios están demostrando que efectivamente, los humanos podemos sobrevivir e incluso estar más sanos con una dieta basada en plantas siempre y cuando ésta sea equilibrada. Sin embargo, el gran dilema aparece cuando pensamos en nuestros peludos.

Haber decidido cambiar mis hábitos alimentarios, ¿significa que mi perro también debería hacerlo?

La respuesta es que no. Los perros son animales naturalmente carnívoros, y los gatos particularmente, son carnívoros estrictos. Morfológicamente no están preparados para alimentarse a base de vegetales. Prueba de ello es el diseño de su dentadura, la complexión de su sistema digestivo, o sus necesidades nutricionales.

Tanto los perros como los gatos tienen una dentadura que, en principio llama la atención por los colmillos y molares. A diferencia de la nuestra, su boca está diseñada para triturar y despedazar carne. La boca, que es el origen de la digestión, no está íntegramente adaptada para deshacer vegetales.

Una vez la materia ha sido procesada por las primeras fases digestivas, acaba pasando por el intestino. El intestino de los humanos u otros animales omnívoros es largo para poder procesar una gran variedad de alimentos. Los perros – y especialmente los gatos – en cambio, tienen un intestino mucho más corto lo cual dificulta romper ciertos compuestos vegetales como la celulosa. La longitud del intestino es un determinante clave para entender qué tipo de dieta necesita el animal.

Además de la composición morfológica evidente de perros y gatos que los destina a alimentarse en base de proteína animal, nuestros peludos necesitan una serie de aminoácidos y vitaminas que en una dieta vegetariana o vegana no obtendrían. Un ejemplo de éstos son la L-carnitina, taurina u otros aminoácidos esenciales. También les faltaría la vitamina B12 y vitamina D, o ácidos grasos esenciales como el araquidónico y linoleico.

Es cierto que los perros tienen una cierta flexibilidad digestiva, ya que con el tiempo han ido adaptándose a dietas más omnívoras. Sin embargo, existe una tendencia a humanizar a los canes que, si se extiende de manera demasiado radical en la dieta, podemos interferir en su salud y bienestar. Es importante entender que tanto los perros como los gatos necesitan cubrir sus necesidades básicas y para ello, la dieta es un aspecto fundamental.

Un cachorro en casa

La llegada al hogar de un cachorro conlleva una serie de cambios y adaptaciones tanto para el animal como para el resto de los miembros de la familia. Desde aquí queremos dar una serie de consejos para hacer de esta nueva situación una experiencia agradable. Sin embargo, consulte con su veterinario respecto a la salud o el comportamiento de su cachorro en caso de duda.

El equipamiento básico

La cama: el cachorro necesita su propio espacio para sentirse a gusto en casa. Una cama en un lugar tranquilo y adaptado a su tamaño será lo más adecuado, y deberá ser de fácil limpieza ya que al principio debemos esperar algún accidente higiénico. Si las noches le cuesta dormir porque se siente solo o asustado, una radio a bajo volumen o el tic tac de un reloj podrán ayudarle.

Recipientes para comer y beber: Recomendamos los de acero inoxidable para ser más higiénicos y seguros. Los de plástico pueden romperse y astillarse al ser mordidos. Recordemos que los cachorros muerden todo lo que está a su alcance cuando les están saliendo los dientes.

Juguetes: Por norma un cachorro es curioso, se sabe fuerte con sus dientes y es con lo que explora su entorno, y muerde los objetos de la casa por curiosidad y también por aburrimiento. Antes de que se enamore y muerda nuestros zócalos, los bajos de los muebles, el cable del teléfono, y un largo etcétera de objetos que pueda deteriorar con sus mordeduras, la mejor solución es satisfacerlo con juguetes. Con esta medida reduciremos en un alto porcentaje los disgustos por malas pasadas no deseadas. Los juguetes de goma son prácticamente indestructibles y pueden durar muchos años. Para evitar riesgos de asfixia escoja juguetes del doble del tamaño que la boca de su cachorro.

Collar y correa: A pesar de que en los primeros días no salga de casa, es bueno que el cachorro se vaya acostumbrando al collar. Este debe ajustarse cómodamente dejando un espacio de 1 o 2 dedos de ancha entre el collar y el cuello.

Alimentación

El alimento que elija para su cachorro durante su primer año de vida es muy importante para su crecimiento, su salud y su desarrollo adulto. Se trata de encontrar un alimento especialmente diseñado para cachorros para poder satisfacer todas sus necesidades.

Los cachorros suelen ser juguetones y consumir mucha energía con su actividad. Hasta los 4 meses en razas mini y 6 meses en razas medianas y grandes, le proporcionaremos 3 comidas diarias. A partir de esta edad será suficiente con 2 comidas diarias, siempre en el mismo comedero colocado en el mismo lugar, para que adquiera buenos hábitos alimentarios. Siempre debe tener a su disposición un bebedero con agua fresca y limpia.

No es fácil determinar la cantidad de alimento que un perro debe consumir, dado que dependerá de la raza, el tamaño, la edad, el estado fisiológico y actividad física, entre otros factores. La cantidad de alimento diario que recomienda el fabricante tendremos que considerarla orientativa y no aplicarla de forma estricta. No debemos limitar el alimento a un cachorro excepto en caso de ambición o si lo vemos engordar en exceso. Siempre es preferible en el peso de un cachorro unos gramos de más que de menos.

No le dé restos de la mesa, no es adecuado a las necesidades nutricionales de su cachorro y podría favorecer problemas de obesidad en el futuro.

Salud e Higiene

Estos son unos breves apuntes prácticos sobre salud e higiene. Su veterinario será la mejor fuente de información sobre la salud de su peludo.

Siempre es bueno estar alerta. Aquí os ofrecemos un listado de situaciones en las que conviene prestar atención:

  • Pérdida de apetito.
  • Rechaza beber agua.
  • Heces blandas, sin forma, diarreas con o sin sangre.
  • Vómitos persistentes.
  • Respiración irregular.
  • Salivación excesiva.
  • Rechaza jugar o hacer ejercicio.
  • Micciones escasas o demasiado frecuentes.
  • Pelo sin vida y sin brillo.
  • Pérdida o aumento de peso repentino.

Es importante en cualquiera de estas situaciones visitar al veterinario.

Para prevenir posibles problemas, es importante mantener una buena higiene general. Es bueno acostumbrar al cachorro a que le cepillen los dientes. El objetivo es evitar la formación de sarro y la forma más eficaz es con un cepillo y pasta de dientes específica para perro. Aconsejamos cepillarse los dientes varias veces por semana.

El cepillado regular es esencial para los perros jóvenes, ya que no sólo elimina el pelo muerto, la suciedad y los parásitos, sino que también estimula el aporte de sangre hacia la piel, favoreciendo un pelaje de aspecto más sano y brillante. Haga que el cepillado se convierta en una experiencia agradable y aprenderá rápidamente a quedarse quieto o sentarse sin hacer ruido, algo que también le ayudará cuando se realice una visita al veterinario.

Utilice un equipo específico para el cepillado del perro, no use su viejo cepillo diseñado para la cabellera humana. En su tienda de mascotas le sabrán aconsejar sobre lo que mejor le convenga a su perro, según su tipo de pelo.

En relación al baño, hágalo sólo cuando sea necesario. Demasiados lavados pueden eliminar los aceites esenciales de la piel, haciéndola más mate y menos impermeable al agua. En general, los cachorros de pelo corto deben bañarse dos veces al año, mientras que los de pelo largo es conveniente hacerlo cada tres meses.

Parásitos

Pulgas, piojos y gusanos intestinales son algunos de los parásitos más habituales que afectan a los cachorros. Algunos transmiten enfermedades graves que pueden ser contagiadas a los cachorros, especialmente a los más jóvenes.

Tanto para pulgas como para garrapatas existen en el mercado multitud de productos con diferentes fórmulas que se pueden combinar para optimizar la efectividad. Ante cualquier duda, siempre se recomienda consultar al veterinario, que sabrá recomendar el mejor producto según la zona y el hábitat por donde se mueva el perro.

Muchos cachorros nacen con parásitos internos o se infectan después del nacimiento. Es importante desparasitar regularmente durante los seis primeros meses de vida. Su veterinario puede facilitarle un programa y un antiparasitario de amplio espectro que elimine los parásitos intestinales de manera segura y efectiva, incluyendo los áscaris, anquilostoma, gusanos intestinales y tenias.

Desde GOSBI, con estos breves consejos, hemos querido transmitir la importancia del buen cuidado de su peludo, más allá de la alimentación.

De todos modos, siempre puede dirigirnos sus dudas o consultas a help@gosbi.com desde donde podremos ayudarle de forma más personalizada. Nos comprometemos a responderle de manera rápida y acertada.

Estaremos orgullosos y agradecidos si escogen nuestra compañía para alimentar a un miembro de su familia.

Sólo un último consejo: Disfruten con su perro!!!

Gosbi crea “Los Adoptadores.com” para facilitar la adopción de perros y gatos

Gosbi ha lanzado una plataforma digital para conectar a los animales que se encuentran en las protectoras con las familias que buscan adoptar. La página www.losadoptadores.com presenta todos los animales que están buscando familia de adopción.

Uno de los propósitos de Gosbi es trabajar para que no haya peludos sin familia, por ello ha diseñado, planificado y ejecutado esta plataforma web como continuación a las anteriores campañas anuales Los Adoptadores en las que se premiaba a todas las familias que hubieran adoptado el año anterior.

En esta evolución de su programa de soporte a la adopción, Gosbi adopta un papel proactivo y pone a disposición de todas las familias los animales disponibles en su red de protectoras colaboradoras, formada hoy por 413 entidades repartidas por toda España.

El objetivo es el de dar la máxima visibilidad a los peludos que buscan familia, facilitando de este modo su adopción. Para conseguir el match perfecto, desde la página se podrán filtrar los animales por tipo de mascota, proximidad de la protectora y por sus características. Disponer de tantos perfiles de animales en una sola web es clave para que el futuro adoptador encuentre al animal que está buscando.

Gosbi pone esta nueva herramienta a disposición de todas las protectoras de España de forma totalmente gratuita con el propósito de facilitar el mayor número de adopciones posible.

El esfuerzo de Gosbi para lograr un mañana mejor y más sostenible

Como empresa somos conscientes del poder transformador que tenemos y del importante papel que jugamos en la sociedad. Tenemos una filosofía muy clara y así queda reflejado en la manera que trabajamos, hacemos negocios y nos relacionamos con las partes implicadas de la empresa.

Por ello hemos redactado y presentado la Memoria de Sostenibilidad 2020, reafirmando nuestro compromiso ante los retos medioambientales actuales y con el objetivo de medir el impacto de las acciones realizadas.

Entre los aspectos clave, destacan el uso eficiente de recursos, el ahorro energético y la contribución social.

Desde la transformación fotovoltaica en nuestras instalaciones centrales hasta la recogida de alimentos y concienciación social, Familia Igual Que Tú, en la que reivindicamos los animales de casa como miembros de pleno derecho de la familia, esta memoria recoge todas las acciones llevadas a cabo en 2020 y sirve para entender la visión propia que tiene Gosbi de la Responsabilidad Social Corporativa.

Puede descargar la memoria aquí

Las 8 claves para hacer el momento del baño menos estresante

La hora del baño no siempre es fácil para muchos peludos. De hecho, hay perros a quienes les gusta el agua, sin embargo, detestan la ducha. Hay otros perros que ni les gusta el agua, ni les gustan las duchas porqué tienen miedo o incluso fobia por experiencias pasadas.

Sea cual sea el caso, si nuestro perro no consigue tranquilizarse e la ducha, nosotros tampoco pasaremos un buen rato.

Aquí van algunos consejos para facilitar el momento del baño, y hacer de una experiencia traumática, un momento relajante y placentero.

  1. Un buen paseo. Ir a dar un paseo largo para cansar a tu perro es una muy buena manera de que afronte el momento del baño de una manera más calmada, menos estresado y más tranquilo. Si está cansado mostrará menos resistencia, lo que será más fácil para ti también.

  2. Es importante que la zona esté acondicionada para el baño. Si vamos a ducharlo en la bañera, es importante que todos los botes o jabones que puedan caerse se retiren, así evitaremos sustos indeseados. Es importante tener su jabón preparado al igual que la toalla con la que vamos a secarlo luego. Así no tendremos que interrumpir la ducha yendo a buscar cosas fuera.

  3. Cuando esté todo listo y nos dispongamos a empezar el baño, es importante que nuestro mejor amigo esté tranquilo y lo asocie con algo positivo. Para ello podemos traerle sus juguetes favoritos, darle alguna golosina cuando se muestre tranquilo, o si le gusta, un buen cepillado para contribuir a que se relaje. Tener una alfombrilla en el suelo de la bañera va a ayudar a que el perro se sienta más estable y no se resbale.

  4. Cuando estemos ya en la bañera o en la ducha, esperaremos a que esté calmado antes de empezar con el baño. Para ello es muy importante que le transmitamos calma ya que nosotros somos su referente. En ningún momento vamos a forzarle a nada, nos dirigiremos siempre desde el cariño y con refuerzos positivos, para que se sienta mejor. Si vemos que está relajado vamos a darle una golosina, pero ¡atentos! Es importante no confundir un momento de estrés con calma, porque podríamos estar reforzando su intento de fuga. Lo más importante es mantener la paciencia en todo momento, y estar tranquilos.

  5. Vamos a utilizar agua tibia para empezar a mojarlo. Lo haremos siempre progresivamente siempre y cuando el peludo esté cómodo con ello. Podemos adaptar ligeramente la temperatura del agua a lo que haga sentir mejor a nuestra mascota.

  6. El jabón que utilizaremos debe ser apto para su pelaje. Esto es muy importante, porqué de lo contrario podría causar reacciones alérgicas o irritaciones al animal, y podría acabar siendo contraproducente. Al principio con un enjabonado estará bien. Lo más importante es que el perro se sienta cómodo, y vamos a priorizarlo a que quede perfectamente limpio. A medida que nuestro peludo vaya ganando confianza, podremos hacer dos aplicaciones y lavar más en profundidad.

  7. Es importante lavar bien sus patitas, la cola y todas las partes de su cuerpo. La cabeza y las orejas, sin embargo, son las partes más delicadas y para evitar infecciones en los oídos y los ojos, mejor reservaremos esa zona para el final. Lavaremos la cabeza y orejas una vez fuera de la bañera con una toalla húmeda para así evitar que entre agua o jabón en esta zona tan delicada.

  8. Cuando terminemos dejaremos que el perro se sacuda dentro de la bañera o de la ducha, luego vamos a secarlo con una toalla y le premiaremos. Si lo tolera, podemos utilizar un secador también. Es importante cepillarlo durante el secado para acabar de eliminar el resto de pelo muerto que pueda quedar tras la ducha.

Prepárate para la llegada de la primavera

Tras el largo invierno por fin llega la esperada primavera, y con ella los paseos más largos en el campo, el bosque, los parques, etc.

En esta época es importante tener algunos aspectos en cuenta, ya que existen más riesgos para la salud de nuestros peludos. Florecen las plantas y llegan los insectos, parásitos y otros peligros:

1. Oruga Procesionaria
Durante el principio de la primavera, estos peligrosos insectos descienden en fila india de los nidos donde han estado resguardándose del frío, y buscan en el suelo un lugar para poder enterrarse y en verano convertirse en mariposas. Pueden recorrer hasta 30 metros para encontrar el punto perfecto siendo amenazantes para nuestros peludos, que curiosos al verlas desfilar, muy probablemente irán directamente a olisquearlas.

Si nuestro peludo entra en contacto con ellas sufrirá reacciones alérgicas que pueden llegar a ser muy peligrosas e incluso letales, por ello deben ser tratadas de inmediato por un veterinario.

2. Pulgas, mosquitos y garrapatas
Además de la oruga procesionaria, debemos tener especial ojo con otros parásitos como pulgas mosquitos y garrapatas, que pueden producir picor, dermatitis y además pueden transmitir graves enfermedades. Nuestro consejo es consultar con tu veterinario, que te asesorará de la mejor manera para prevenir que aniden en nuestra mascota. Hay diferentes tipos de repelentes como collares, sprays o pipetas. Además, también hay métodos más naturales sin insecticidas. Un buen consejo también es el de mantener una buena higiene en general, y pasar el cepillo al llegar a casa después del paseo.

3. Intoxicaciones
En primavera abunda la vegetación y todo empieza a cubrirse con un manto verde, y a nuestros peludos les encanta. Sin embargo, tenemos que andar con cuidado ya que pueden llegar a aparecer peligros para ellos. Tanto en el campo como en los parques de la ciudad se emplea el uso de pesticidas y otros tratamientos para las plagas. Si un perro come la hierba de estas zonas tratadas puede llegar a padecer una intoxicación, presentando vómitos, apatía, u otros síntomas más graves. En el caso de que tu peludo muestre alguno de estos síntomas o hayas detectado que pueda haberse intoxicado, lo más recomendado es acudir al veterinario.

4. Alergias
Nuestro peludo también puede presentar a alergias a diferentes tipos de pólenes, insectos o algunas plantas y alimentos. En primavera la vegetación está en pleno apogeo, y junto a ella proliferan los insectos y el polen. Los síntomas de la alergia pueden variar desde conjuntivitis, rinitis, dermatitis, etc. Al mínimo síntoma se debe acudir al veterinario, quien aconsejará de la mejor manera para tratar a nuestro mejor amigo.

5. Espigas
A partir de la primavera y durante todo el verano y otoño, en el campo, e incluso en los parques de las ciudades crecen las llamadas “espigas” por todas partes. Cuando éstas se secan se desprenden las semillas y es muy fácil que cuando nuestro perro pasea o se restriega encima de ellas, éstas se introduzcan por diferentes orificios: nariz, ojos, oídos.

Cuando se introducen en los orificios nasales notamos que nuestro perro o gato no para de estornudar repetidamente. Cuando se introducen en los oídos nuestros animales no pararán de sacudir las orejas o bien irán con la cabeza torcida hacia el lado donde está la espiga. Cuando se introducen en los ojos, se quedan enganchadas por dentro del párpado y producen una reacción inflamatoria y hasta úlceras en la córnea. Notaremos que el animal tiene el ojo medio cerrado y muy inflamado.

En todos estos casos debería llevar a su perro o gato al veterinario para que éste extraiga las espigas lo antes posible.

Al utilizar nuestros servicios aceptas el uso que hacemos de las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies