Cada día estamos expuestos a centenares de vídeos en redes sociales o en televisión sobre perros que tienen una auténtica y verdadera conexión con sus tutores. Eso nos hace pensar que tal vez nosotros podríamos mejorar la nuestra con nuestro mejor amigo. Vuestra relación es única y especial, pero trabajarla todavía más os llevará a una realidad muchísimo más enriquecedora que la actual.

Un buen vínculo con tu perro implica una vida más feliz

Un perro que tiene un buen vínculo con su tutor es más probable que tenga una vida feliz y satisfactoria, mejorando su calidad de vida y su relación contigo. Los beneficios de un buen vínculo serán para ambos. Uno de los beneficios más importantes es la mejora en la seguridad, ya que un perro que tiene un buen vínculo con su tutor es más probable que responda rápidamente a comandos de obediencia y sea más fácil de controlar en situaciones de estrés o peligro.

Otro beneficio importante es el fortalecimiento de la confianza: un perro que confía en su compañero es más probable que responda a su llamada y se sienta más seguro en situaciones estresantes. Por ello, el entrenamiento se verá reforzado, ya que un perro con un buen vínculo es más receptivo al entrenamiento y es más probable que aprenda nuevos trucos y comportamientos deseados.

Con todo esto, el perro tendrá una mejor salud mental y física, traducida en más felicidad, lo que mejorará su calidad de vida y vuestra relación. Podrás llevarlo contigo a todas partes, y tendréis una relación positiva libre de estrés. Te entenderá y lo entenderás, y no hay nada más maravilloso que esto.

Fortalecer el vínculo con tu perro requiere tiempo y esfuerzo, pero el esfuerzo vale la pena para conseguir una vida más feliz juntos. Aquí os dejamos las 5 claves para fortalecer vuestro vínculo:

Las 5 claves para mejorar el vínculo con tu perro:

  1. Pasar tiempo de calidad juntos: dedicar tiempo de calidad a jugar, dar paseos y realizar actividades juntos ayudará a fortalecer el vínculo entre tú y tu perro. A la vez, tu perro se sentirá más seguro a tu lado.

  2. Entrenamiento en equipo: el entrenamiento en equipo es una excelente manera de fortalecer el vínculo entre tú y tu perro. Además de ayudar a tu perro a aprender nuevos trucos también contribuirá a mejorar la comunicación y la confianza entre vosotros. Maneras de entrenar juntos como practicar algún deporte como agility o canicross, o practicar trucos de manera regular y recurrente.

  3. Comunicación efectiva y refuerzo positivo: aprender a comunicarte de manera efectiva con tu perro es esencial para fortalecer el vínculo, y para ello es importante conocer sus señales y entender su lenguaje corporal. Una vez le entendamos y nos sepamos comunicar con él, será básico que cuando lo hagamos y le enseñemos cosas, sea mediante el refuerzo positivo, básico para un buen vínculo.

  4. Proporcionar atención y cariño: dedicar tiempo diariamente para acariciar a tu perro, jugar con él y darle amor y juego es básico. Da sentido al hecho de tener perro, y además, a ti también te beneficiará de manera directa, pues acariciar a un perro promueve la segregación de endorfinas y dopamina, las hormonas de la felicidad.

  5. Establecer una rutina: establecer una rutina diaria ayudará a tu perro a saber lo que esperar y se sentirá más seguro y cómodo. Es vital incluir tiempo para jugar, entrenar y pasear juntos en vuestra rutina diaria.