Vuelve San Juan, y vuelven nuestros consejos para hacer este día más ameno para nuestros peludos. Porque como ya se sabe, la pirotecnia y el ruido de los petardos aterrorizan a muchos perros, que pasan una de las peores noches del año.

No hay milagros para combatir esta fobia de manera rápida, fácil y totalmente efectiva, pero si que hay algunas cosas que podemos hacer para ayudarlos a pasar este momento con el mínimo sufrimiento.

CREA UN ESPACIO DE SEGURIDAD

Es importante seguir el instinto animal, e intentar encontrar soluciones prestando atención a sus necesidades. Un perro, cuando está asustado y tiene miedo, su tendencia natural lo llevará a buscar un pequeño refugio, o un espacio seguro donde poder pasar el rato de una manera más amena. Para conseguirlo, buscaremos una habitación tranquila que le guste al peludo, idealmente será él lugar donde menos se oigan los ruidos de fuera. Pondremos una camita en la que pueda estar cómodo, que quede un poco protegido, con una mantita con su olor para que pueda entender que aquel será su rincón. Puedes esconder croquetas de su pienso, dejar algún juguete o golosina para mordisquear, o esconder dentro de su juguete interactivo preferido para que lo encuentre. También podemos poner música tranquila, la radio o un ventilador para ayudar al peludo a relajarse y disuadir el ruido de fondo.

El objetivo es dar un sentido positivo a su rincón de seguridad. De ninguna forma tenemos que forzar el perro a meterse: lo mejor es dejar elementos positivos y que los descubra autónomamente.

SÉ UN BUEN LÍDER

Eres el referente de tu peludo. Cuanto más tranquilo y calmado te vea, más seguridad le transmitirás. Es muy importante no enfadarse con él, puesto que todo lo que esté haciendo es fruto del pánico y no es consciente. Reñirlo puede fomentar todavía más el terror que siente.

Si es posible, será positivo hacer una buena paseada antes de que empiecen las explosiones. Después del paseo dale su ración de comer y agua fresca para que esté al máximo complacido y pueda relajarse.

Cuando llegue el momento deja que tu peludo se refugie en su rincón seguro. Lo ideal es que estés presente para que se sienta protegido, pero sin consolarlo en exceso, puesto que podrías estar reforzando la conducta de miedo.

SUPLEMENTOS NATURALES

Hay varios productos totalmente naturales que pueden ayudar a mantener el perro en un estado más calmado. Suplementos basados en extractos de plantas, difusores de feromonas sintéticas, aromaterapia... hay múltiplos formados que pueden servirnos por esta finalidad. Tu veterinario o tienda especializada de confianza te dará toda la información al respeto.