Una buena alimentación es la base para una buena salud. No decimos nada que no se sepa, pero es importante tenerlo muy claro cuando alimentamos a los que más queremos. Los gatos son animales que tienen unas necesidades nutricionales específicas, y ciertas características evolutivas que hay que tener en cuenta a la hora de alimentarlos.

En este artículo os traemos las claves para una buena alimentación felina, así como las recomendaciones y pautas a seguir para combinar alimento húmedo y seco de una manera correcta.

Necesidades nutricionales del gato

Los gatos son animales estrictamente carnívoros, ya que necesitan nutrientes y aminoácidos que se encuentran exclusivamente en la carne. Anteriormente, estos animales eran depredadores que obtenían alimento con altos niveles de proteína, pocas grasas y los niveles mínimos de carbohidratos. Hoy en día las necesidades siguen siendo las mismas, por lo que su dieta debe adaptarse al máximo a estas proporciones. Además, la dieta de los gatos también requiere de otros nutrientes como vitaminas, minerales, ácidos grasos y otros aminoácidos. No debemos olvidar que la taurina es un aminoácido esencial para los gatos, y debe estar presente en su alimentación.

Tipos de comida

Actualmente existe una gran variedad de opciones comerciales para alimentar a un gato. En este artículo nos centraremos en el alimento seco y alimento húmedo, que se diferencian en la cantidad de humedad, niveles de proteína, densidad calórica, palatabilidad y digestibilidad. Ambas opciones son buenas, y las dos presentan ventajas e inconvenientes respecto la otra. Pueden tomarse por separado, pero también se pueden combinar para buscar una opción más completa para el animal.

Alimento Seco

El alimento seco contiene entre el seis y el diez porciento de agua. Hay muchos tipos de
alimento seco para gatos en el mercado, pero para asegurar una buena calidad debemos fijarnos en los ingredientes que contiene y buscar las opciones más naturales. Muchas opciones incluyen ingredientes como apetentes, colorantes o conservantes artificiales que lo hacen apetecible, pero pueden perjudicar la salud del gato a largo plazo. Para una buena alimentación es importante evitar los subproductos, ya sean animales o vegetales, y los aditivos artificiales.

Al igual que los ingredientes, también es importante fijarnos en que la formulación sea adecuada para respetar las proporciones que necesitará el animal. Las fuentes de proteína serán clave, siendo importante que como primer ingrediente haya carne de calidad.

La alimentación seca aporta ventajas sobre otras opciones, ya que se trata de alimentos completos de fácil almacenaje que se puede conservar durante más tiempo. Sin embargo, esta opción puede ser menos apetecible para el gato y menos digestible. Almacenar comida seca durante mucho tiempo puede reducir la actividad y la potencia de muchas vitaminas, e incrementar las posibilidades de que las grasas se pongan rancias, por lo que es muy recomendable almacenar bien el alimento.

En Gosbi existen diferentes opciones de alimento seco, completo, natural, sano y equilibrado, como la gama original, que puede encontrarse aquí, o gamas sin cereales, como Grain Free Cat, disponible aquí.

Alimento húmedo

El alimento húmedo para gatos contiene niveles de humedad de un mínimo del 75%, convirtiéndolo en una buena fuente de hidratación para el gato. La comida húmeda generalmente es más apetecible que las otras opciones, lo que puede ser de gran ayuda para gatos con los paladares más finos. Las fuentes de proteína de este tipo de comida son de más calidad, y han sido menos procesadas.

Cuando no están abiertas las latas de alimento húmedo tienen la esperanza de vida más larga, sin embargo, una vez abiertas deben conservarse en la nevera durante un periodo no superior a 3 días.

En Gosbi tenemos la gama Fresko cat, con una variedad de sabores para que los gatos nunca se cansen y no dejen de probar cosas nuevas. Además, las fuentes de proteína son diferentes y de la más alta calidad. Aquí puedes encontrar Fresko Cat.

Las claves para una buena alimentación

A la hora de alimentar a un gato con una comida comercial, un aspecto que hay que valorar es que conste como un alimento completo, ya que esto va a aportar un correcto balance de nutrientes y de calorías.

Durante el ciclo vital del gato las necesidades nutricionales van a ir evolucionando. Podemos clasificar las distintas etapas como cachorro, adulto y senior, y encontrar un alimento que se ajuste al momento vital en el que se encuentra el gato.

Hay que tener en cuenta que los gatos necesitan tener siempre a disposición agua limpia y fresca, y si es corriente mejor, ya que son animales que les cuesta beber agua, y esto puede conllevar a problemas renales.

¿Por qué necesitan alimentación húmeda?

Los gatos beben en general poca agua. Esto se debe a que sus ancestros obtenían la hidratación necesaria gracias a las presas que cazaban, y eso les permitía poder sobrevivir sin tener la necesidad de beber tanto. Ahora, sin embargo, esto ha cambiado pues los gatos domésticos no cazan como lo hacían antes, por lo que es importante mantener una buena hidratación para evitar problemas urinarios.

Dos de cada tres gatos se alimentan a partir de la combinación de alimento seco y húmedo, y un 60% de los gatos comen comida húmeda a diario. La alimentación húmeda ayuda a promover una buena salud para el animal, debido a la hidratación que proporciona el alto nivel de humedad que tiene.

Además, la alimentación húmeda también puede contribuir al mantenimiento de un peso del gato, pues la cantidad de comida incrementa respecto a la seca, manteniendo las mismas calorías. Esto se debe a que el agua – que no tiene calorías – aporta más volumen a la ración, que acaba siendo mayor.

¿Cómo hacer una correcta combinación?

Una combinación entre alimento seco y húmedo puede ser una buena opción para alimentar a un gato de manera cómoda y a la vez asegurando una buena hidratación. La cantidad diaria para administrar va a depender y será diferente para cada gato, según su etapa vital, así como su peso y su actividad diaria. Mantener el peso del animal es importante para evitar que esté desnutrido, así como con sobrepeso.

A los gatos les gusta comer muchas veces en pequeñas cantidades, por lo que la comida húmeda deberá ser reemplazada al menos dos veces al día, mientras que el alimento seco con una vez será suficiente.

Combinando Fresko cat con alimento seco Gosbi garantizará que el gato esté alimentado de manera completa, sana y natural. Para saberlo, aquí hay una tabla para ayudar a encontrar la combinación perfecta para el gato según su peso, edad y características físicas, así como su actividad diaria para poder vivir una vida más sana y feliz, basada en una buena alimentación.