No podemos empezar de mejor manera el 2022 que con una fantástica noticia, y es que a partir del 5 de enero los animales dejarán de ser considerados “cosas”.

El Congreso de los Diputados ha dado luz verde a la nueva normativa por la cual los animales dejarán de ser considerados “bienes inmuebles o cosas”, para reconocerles su naturaleza de “seres sintientes” o seres vivos dotados de sensibilidad, considerándolos así, como miembros de la familia. Este cambio se debe a una triple reforma legal del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Esta nueva normativa resolverá jurídicamente situaciones como divorcios o separaciones, fallecimientos y embargos. La norma, regula la custodia compartida de los animales de compañía en caso de divorcio o separación y señala que las mascotas no deben ser embargadas o hipotecadas, que no sean abandonadas, que no se les cause sufrimiento o dolor, no se las utilice como herramienta en la violencia de género y que pueda disponerse de ellas por testamento.

Con esta normativa se pretende proteger al animal, y combatir la elevadísima tasa de abandono que hay en España (una de las más altas de Europa). Esto es un pasito más en la lucha contra el maltrato y la crueldad en general, y en Gosbi no podemos estar más felices por ello.