¿Por qué se lamen los gatos?

Los gatos son animales muy especiales, todos las madres y padres felinos de bien seguro que lo saben. Saben marcar sus tiempos, tanto para lo bueno como para lo malo, pero estamos de acuerdo que son auténticos seres de amor y cariño. También pueden ser muy independientes y hacer actividad diaria de manera autónoma sin nuestra ayuda. De hecho, la limpieza es algo que los diferencia de otros animales, ya que prestan especial cuidado a este aspecto. Desde el uso del arenero, hasta el acicalamiento diario, los gatos lo llevan a cabo de manera independiente, y con una constancia incuestionable.

Cuando se lamen los gatos básicamente se están limpiando y dejando su pelo bonito y brillante. Por ello no es necesario bañarlos como sí lo es con los perros ya que ellos mismos son capaces de hacer esta autogestión. Es una actividad que realizan a diario, de hecho, dedican entre 7 y 12 horas cada día, por lo que es de las acciones que más tiempo dedican a parte de dormir. Que lo hagan es lo más normal del mundo, de lo contrario, si no lo hicieran sería una señal de alarma por lo que deberíamos visitar urgentemente a nuestro veterinario de confianza. Durante el acicalamiento, sus lenguas rugosas arrastran pelo muerto, y como son incapaces de escupirlo, el pelo acaba entrando en el tracto digestivo del animal.

Formación de bolas de pelo

El pelo acumulado en el tracto digestivo de nuestro gato normalmente será expulsado mediante las heces, pero si se acumula demasiado, puede acabar formando las ya conocidas bolas de pelo. Se trata de una acumulación de pelo muerto que ha ingerido un gato durante el acicalamiento de su pelaje, creando estructuras que posteriormente son expulsadas mediante la tos o el vómito. La peligrosidad de las bolas de pelo dependerá siempre del tipo de pelo del gato y del tamaño. Es normal que los gatos con pelo largo saquen estas bolas, ya que ingerirán más pelo y deberemos actuar siempre para favorecer su digestión. Los gatos de pelo corto no deberían expulsarlas en ningún momento, y de hacerlo, debemos inmediatamente actuar.

Normalmente con la dieta y otros trucos podremos ayudar a nuestro gato sin que salten las alarmas. El problema es si estos episodios suceden a diario, si las bolas expulsadas son grandes, o si empezamos a detectar trastornos en nuestro gato. Puede ser más típico en gatos de pelo largo, o en momentos de muda, donde la caída de pelo es más pronunciada por lo que la ingesta de éste será mayor. Los tiempos de muda para los gatos son durante la primavera y el otoño, y es cuando nuestro felino perderá más pelo, por lo que hay más riesgo de que las bolas de pelo puedan suponer un problema. Es en esta época del año que tenemos que ayudarle al máximo para evitar la acumulación de pelo en el estómago, y estar más observadores que nunca y atentos a cualquier indicio del problema.

Señales de alarma

Como hemos comentado, si nuestro gato expulsa bolas de pelo de forma ocasional tenemos que activar la alerta y explorar maneras para ayudar a nuestro peludo a tener una mejor digestión ya que la generación y posterior expulsión de bolas es algo negativo para su salud.

Las alarmas saltarán cuando las bolas de pelo se conviertan en algo recurrente, o sean demasiado grandes. Para identificarlo, tenemos que ser observadores con nuestro gato, empezaremos a notar que está apagado o más apático, que no come igual, que muestra arcadas frecuentes, regurgitaciones y vómitos en los que expulsa líquido y comida, el estreñimiento, o diarreas. Lo que podría estar pasando es que la bola de pelo haya crecido demasiado (a veces pueden llegar hasta los 12 cm) y no pueda expulsarla ni por las heces, ni a través de la tos o el vómito. La bola de pelo estará obstruyendo el sistema digestivo de nuestro minino y esto puede suponer un riesgo vital. Deberemos visitar con urgencia un veterinario para que pueda revisarlo bien, y en caso de tener bolas de pelo demasiado grandes, someterlo a una operación de urgencia para poder salvarle la vida.

Sin embargo, antes de que suceda esto podemos tener cuidado para evitar estas temidas bolas de pelo desde un principio. En gatos de pelo largo aplicaremos estos consejos siempre. En los gatos de pelo corto no hará falta a no ser que expulse alguna bola, aunque sea de manera ocasional.

Consejos para evitar la formación de bolas de pelo en nuestro gato

Gosbi Malt

La malta para gatos Gosbi es un producto destinado a evitar la generación de bolas de pelo en el sistema digestivo de los gatos debido a la acción arrastrante de la fibra insoluble. Se trata de una pasta oral de alta palatabilidad hecha con extracto de malta, arbocel, taurina, vitamina E y rica en ácidos grasos.

Concretamente el arbocel es un ingrediente diferencial, hecho a partir de polvo de celulosa registrado. La capacidad anti bola que muestra este componente es muy superior cuando lo comparamos con otras fibras solubles e insolubles. Este ingrediente forma una red de fibra insoluble que evita la unión de las fibras de pelo en el estómago favoreciendo el paso al duodeno y la eliminación por las heces, a la vez, agilizando el tránsito intestinal.

Para administrar malta a tu gato, es conveniente saber que cantidad debes darle y cada cuánto. La cantidad óptima será entre 2 y 5 centímetros, y la daremos a partir de la aparición sintomática. Una vez notemos que nuestro gato tiene arcadas o muestra indicios de tener una bola de pelo, administraremos la cantidad indicada, y posteriormente, al cabo de unos días daremos otra dosis de refuerzo. En gatos de pelo largo con tendencia a generar estas bolas, podremos dar de manera recurrente entre 1 y 3 veces por semana, a modo preventivo.

Para administrar la malta, se puede poner directamente en la comida de nuestro gato, o si no, aprovechar la inercia que tienen para mantenerse limpios, y aplicar la dosis recomendada en su patita. Muy probablemente no tardará en lamérselo y así la malta será ingerida. Al ser un complemento alimentario de alta palatabilidad, hay gatos que disfrutaran tomándola, por lo que podríamos también administrarla directamente del envase.

Aquí podrás encontrar Gosbi Malt.

Dieta

Sabemos que la dieta es un elemento clave en la vida de cualquier ser vivo, y nuestros gatos no serían menos. Existen recetas en Gosbi especialmente diseñadas para contribuir a la prevención de la generación de bolas de pelo.

Gosbi Original Sterilized Hairball es un alimento completo para gatos con ingredientes naturales de primera calidad. Este alimento está especialmente pensado para facilitar la evacuación de bolas de pelo a través del tracto digestivo gracias al contenido específico de fibras vegetales (6% fibra). Además, la contribución de taurina ayuda a mantener el corazón en un estado de salud óptimo, y favorece una buena visión.

La fibra, además de ayudar con la digestión de las bolas de pelo, también aporta un mayor efecto saciante a nuestro peludo, adquiriendo un mayor control del apetito y garantizando una función intestinal sana.

Puedes encontrar Gosbi Sterilized Hairball aquí.

Cepillado

El cepillado es el cuidado básico diario que ayudará a reducir la cantidad de pelo que tu gato ingerirá con el acicalado. Si lo hacemos de manera enérgica y habitual, ayudaremos a eliminar mucho pelo muerto que, de otra manera, acabaría en el tracto digestivo del gatito. Por ello es importante acostumbrar a nuestros gatitos al cepillado desde pequeños. Si empezamos a hacerlo cuando son adultos, seguramente será un poco más complicado, pero lo más normal es que acaben acostumbrándose, ya que el cepillado no dista demasiado de las caricias con la mano.

Los gatos de razas de pelo largo será un hábito imprescindible, al igual que con los gatos más senior, ya que, con la vejez, éstos últimos no tendrán la misma energía para llevar a cabo el acicalamiento de la forma más efectiva.

En conclusión…

A modo de resumen, hemos aprendido que el acicalamiento es una de las actividades más recurrentes de los gatos. Para hacerlo, se lamen el pelaje y debido a la imposibilidad de escupirlo, acaban ingiriendo pelo, que será expulsado al final de la digestión a través de las heces.

Sin embargo, puede haber una acumulación de pelo en el tracto digestivo por diferentes motivos: por la raza de nuestro gato, la estación del año, o dificultades digestivas. En gatos de pelo largo esto será más normal, por lo que debemos llevar a cabo una serie de cuidados a modo preventivo para evitar que estas bolas de pelo acaben suponiendo un riesgo para nuestro mejor amigo. Los gatos de pelo corto no deberían expulsa bolas de pelo nunca. Si lo hacen, deberemos aplicar las mismas pautas que los gatos de pelo largo para evitar cualquier peligro.

Las señales de alerta que nos indicarán la necesidad de ir al veterinario son las arcadas frecuentes, la falta de apetito, si vemos a nuestro gatito apagado o más débil, estreñimiento, o diarreas. Llegados a este punto seguramente nuestro gatito tendrá una bola de pelo encallada que le estará dificultando la digestión y puede poner en riesgo su vida.

Sin embargo, antes de llegar a esta situación límite podemos aplicar una serie de pautas en la alimentación y hábitos diarios que ayudarán a prevenir las bolas de pelo:

  • Malta de gato
  • Dieta especializada anti bolas de pelo
  • Cepillado diario

Con esto, evitaremos que nuestro gato ingiera más pelo del que debería evitando situaciones que puedan ponerle en peligro. Aun así, el veterinario siempre será el mejor experto y quien conocerá mejor a nuestro gato. Será la mejor persona para aconsejarnos como actuar frente las bolas de pelo y nos dará unas pautas a seguir para garantizar una vida sana y feliz de nuestro gato.