Llega el buen tiempo y con el verano, también llega el calor. Es muy importante que tengamos en cuenta a nuestros peludos, especialmente durante esta época del año, ya que las temperaturas extremas pueden ser perjudiciales para ellos.

Durante los meses de verano hay que seguir unas pautas básicas para evitar que nuestro compañero pueda pasar demasiado calor, o llegar a sufrir un golpe de calor.

  • Es fundamental que siempre tenga agua fresca y limpia a su disposición. Hay que tener en cuenta que deberá renovarse con más frecuencia que en los meses más fríos.

  • Es recomendable no salir durante los momentos más calurosos del día. Si podemos organizar las salidas y los paseos antes de que pique el sol o cuando éste empiece a bajar, será mucho mejor para nuestro mejor amigo.

  • También es importante evitar darle de comer durante las horas más cálidas. La comida le sentará mejor si lo toma en un momento del día más fresquito.

  • Es importante que esté protegido del sol en todo momento. Para ello será necesario que tenga un espacio cubierto que tenga sombra durante todas las horas del día para poder protegerse de las temperaturas extremas.

Una vez claros los consejos básicos para garantizar el bienestar de nuestro peludo durante los meses de más calor, desde Gosbi queremos recomendar un truco para que nuestro peludo pueda refrescarse de la manera más divertida: con helados para perros.

Preparar helados para nuestros peludos durante los meses de verano es una gran idea para mantenerlo hidratado y bien fresquito. Son muy sencillos de hacer, y aportan ventajas clave:

  • Hidratación y frescura - Tu peludo se hidratará de una manera diferente y divertida, refrescarse es perfecto para los días de más calor

  • Entretenimiento y diversión - aparte de estar fresquito e hidratado, se divertirá muchísimo y estará entretenido un buen rato

  • Fácil preparación - las recetas de helado son deliciosas, y muy sencillas de preparar

Recetas

De recetas hay desde las más sencillas, hasta otras un poco más elaboradas. Nosotros las haremos a partir de productos Gosbi, ya que sabemos que es una apuesta segura para nuestros peludos.

El cubito: la más sencilla de todas

La manera más sencilla de dar un "helado" para tu peludo es congelando agua en una cubitera y dándole los cubitos. Es muy importante pasar un poco de agua por el hielo antes de darle, sino se podría pegar la legua o hacerse daño. El hielo no es malo para los perros, todo lo contrario. A ellos les encanta y están hidratados y refrescados.

El hielo con croqueta

Para mejorar la receta anterior, se puede hacer lo mismo, pero añadiendo una croqueta de su alimento de siempre en cada cubito. Así, tendrá mejor sabor y al final de todo habrá premio. Al igual que con el cubito sin croqueta, es importante pasar un poco de agua antes de darle al perro para evitar accidentes.

Helados muy Freskos

La gama Fresko da mucho juego a la hora de hacer helados, ya que es una comida húmeda, se puede congelar bien y tomar como un helado. Una manera de servirlo es con moldes especiales para helados, una vez congelado, pasamos por el grifo y le damos al perro sin palo, así evitamos que se pueda atragantarse. También podemos poner Fresko dentro su juguete interactivo preferido, y poner el juguete con Fresko directamente en el congelador. Cuando lo saquemos, no sólo la comida estará helada, sino que también el juguete estará fresquito. Podrá pasarse mucho rato jugando.

Un plaisir de helado

Con los Plaisirs también podemos hacer lo mismo que con el Fresko ya que también es comida húmeda. Tu peludo no podrá resistirse al increíble sabor del Plaisir, una de las gamas más apetecibles de Gosbi.