Que la dieta influye de forma muy importante en nuestra salud está más que demostrado. Mantener una alimentación sana y equilibrada es clave para disfrutar de un buen funcionamiento del organismo a medio y largo plazo, y puede tener consecuencias vitales tan importantes como el desarrollo o no de ciertas enfermedades, o influir en nuestra esperanza de vida.

Los alimentos que ingerimos nos aportan una serie de nutrientes. Pero, ¿qué son exactamente los nutrientes?

Los nutrientes son los componentes de los alimentos:

  • Carbohidratos o hidratos de carbono – la función principal es aportar energía al organismo

  • Proteínas – están formadas por aminoácidos. Son claves para formar y reparar los tejidos de los órganos

  • Grasas – aportan energía y además ácidos grasos esenciales. Hay de diversos tipos:

    o Saturadas: normalmente de origen animal
    o Monoinsaturadas: por ejemplo, el aceite de oliva o el aguacate
    o Poliinsaturadas: encontramos en éstas el omega 3 y omega 6

  • Vitaminas – el organismo no las puede sintetizar y tienen que ser ingeridas en la dieta. Cumplen funciones metabólicas muy importantes

  • Minerales – imprescindibles para el buen funcionamiento del metabolismo

  • Fibra – funciones fisiológicas importantes (cómo el buen funcionamiento intestinal)

Cada alimento nos aporta una parte más o menos pequeña de cada uno de estos nutrientes, además de una cantidad generalmente bastante importante de agua, también imprescindible para el organismo.

Los alimentos contienen nutrientes de manera natural que, a partir de una dieta equilibrada, son absorbidos adecuadamente por nuestro organismo, cuidando de nuestra salud. De esta forma los conceptos de alimentación y salud quedan unidos de manera simple y directa, y de esta unión deriva un concepto: los NUTRACÉUTICOS.

Un nutracéutico no es más que un producto dónde se fusiona la NUTRICIÓN i el efecto FARMACÉUTICO o TERAPÉUTICO. Se trata de aprovechar las calidades nutricionales y funcionales totalmente naturales de los alimentos, para aportar beneficios que contribuyen a mejorar la salud y a la prevención y ayuda al tratamiento de enfermedades.

Es tan simple cómo aprovechar los nutrientes naturales, pero aportándolos en una concentración de activos muy superior a la que podemos encontrar en los alimentos de manera natural.

Con esta aportación extra de nutrientes a través de los nutracéuticos se pretende:

  • Ayudar a la prevención y tratamiento de enfermedades
  • Mejorar la salud
  • Retardar el proceso de envejecimiento
  • Aumentar la esperanza de vida
  • Respaldar la estructura y función del organismo

Son productos orientados a complementar la dieta, en ningún caso sustituirla. Siempre hay que continuar siguiendo una dieta equilibrada a pesar del uso puntual o continuado de nutracéuticos para reforzar aspectos concretos a nivel de salud.

Aunque los nutracéuticos puedan parecer un producto moderno y de actualidad, y de hecho lo son, la esencia de éstos se remonta siglos atrás, ya que no son pocas las civilizaciones que han aprovechado los nutrientes que nos brinda la naturaleza con finalidades médicas. De esta forma, indios, egipcios, chinos o sumerios ya han hecho uso de la alimentación cómo medicina desde siglos atrás.

Así pues, sabiendo que la humanidad ha usado las propiedades de los nutrientes para mejorar la propia salud, ¿puede la nutracéutica ayudar también a mejorar la salud de nuestros peludos?

Afortunadamente, sí. Los beneficios de ésta no son sólo aplicables a las personas, sino que nuestros perros y gatos también pueden aprovecharse de este complemento nutricional para mejorar aspectos concretos de su organismo, para prevenir o ayudar al tratamiento de enfermedades, y para influir positivamente en su esperanza de vida.

La forma de entender la salud está cambiando desde hace un tiempo. Poner el foco en la prevención de enfermedades y, por la tanto, en la menor necesidad de posteriores tratamientos farmacológicos surge de una visión más integral de la medicina, dónde se intenta reducir el uso de fármacos, especialmente los que tienen más efectos secundarios y los antibióticos.

En este sentido los nutracéuticos, y de manera más general la alimentación desde una perspectiva terapéutica, toman un papel evidentemente fundamental. En nutracéutica veterinaria se busca incidir en tres momentos clave:

  • Prevención – disfrutar de una buena salud a lo largo del tiempo para evitar que se desarrollen enfermedades y alargar la esperanza de vida
  • Tratamiento – ayuda complementaria al tratamiento de patologías existentes
  • Postratamiento – para ayudar a la recuperación después del tratamiento de enfermedades

El veterinario es la persona que tiene que determinar qué producto conviene en cada momento concreto para incidir positivamente en la salud de tu peludo. Cada producto concreto mejorará unos u otros aspectos según su composición, pudiendo influir en una zona, órganos o funcionalidades del organismo determinadas.